Deporte
10-10-2017
Leo compró 40 millones de boletos a Rusia
Argentina le ganó 3 a 1 a Ecuador en la altura de Quito con tres goles del mejor del mundo. Messi dio vuelta la historia y el equipo de Jorge Sampaoli está en el Mundial 2018. La albiceleste empezó perdiendo a los cuarenta segundos y el rosarino metió tres perlas para dejar su huella en la historia de las Eliminatorias.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Con sufrimiento, con dolor, con errores, con equivocaciones, con la pésima dirigencia doméstica, con todo a cuesta, Argentina está en el Mundial. Y lo está gracias a Messi. El rosarino apareció en todo su esplendor en el momento en el que el equipo más lo necesitaba. Fue 3 a 1 con tres goles del mejor del mundo y el equipo de Jorge Sampaoli estará en Rusia 2018.

Parecía que se sufriría mucho y se sufrió, aunque el final haya sido con cierta calma. Argentina empezó perdiendo a los 40 segundos y tuvo el temple para darlo vuelta, cosa que en el último tiempo le costó demasiado. Lo hizo individual y colectivamente. Messi lo resolvió rápido con una asociación con Di María y al ratito nomás tuvo tiempo para presionar, robar y romperle el arco a Banguera.

Las dificultades de la altura le ponían una dificultad extra a la remontada argentina, pero de a poco Argentina se fue ordenando. Primero por Messi. Luego porque Enzo Perez se hizo dueño de la mediacancha y Biglia lo acompañó notablemente. Di María hizo un primer tiempo notable y Otamendi y Mascherano se consolidaron en el fondo tras el error inicial.

Después del cierre del primer tiempo, tras las grandes definiciones del 10 argentino, la historia se volvió más calma. Argentina dejó que Ecuador la tuviera sin complicarle la vida y aprovechó una chance más. Leo Messi la tomó en la puerta del área, Benedetto -de buen partido sin pelota- le hizo el pasillo y el rosarino encaró y la colgó por arriba del arquero para terminar la historia.

La última media hora estuvo de más. Argentina aguantó bien y luego se quedó con el partido y con las pocas ideas de Ecuador.

Finalmente, Argentina dependió de sí mismo y lo hizo valer como no había podido en los tres partidos anteriores. Y lo mejor de todo, Messi volvió a mostrar que es el mejor del mundo y compró 40 millones de pasajes a Rusia para el disfrute de todos los argentinos. Pero sobre todo para hacerse justicia a sí mismo.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto