Provincia
13-09-2017
Una isla en la recesión

Pese a los crecientes problemas de la economía, la provincia de Santa Fe logró frenar despidos masivos y con políticas públicas consiguió aumentar los niveles de empleo registrado. “Todo esto implica inyectar recursos económicos a nuestro mercado interno provincial, a contracorriente del contexto nacional”, dijo Luis Contigiani.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

 

Orlando Chircaz | Cruz del Sur

 

El gobierno provincial atribuyó a sus políticas anticíclicas y el apoyo a cooperativas el crecimiento del empleo registrado. A diferencia de lo que sucede en otros distritos, Santa Fe puede mostrar algunos datos positivos en una coyuntura difícil. En el segundo trimestre de 2017 creció un 0,7% el trabajo formal, equivalente a 3.646 puestos de trabajo más que en el mismo trimestre de 2016.


Al respecto el ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, manifestó: “Hemos apostado desde el gobierno provincial a una política de intervención pública, de articulación con los sectores privados, que definimos como contracíclica, y que se basó en inyectar recursos económicos vía obra pública”. Por caso, en infraestructura se invierten 20 mil millones de pesos.

 

El dato no es menor, porque según los datos sobre “Evolución del empleo registrado en Santa Fe”, la construcción fue la actividad que más creció entre mayo y junio pasado: 7,1 por ciento, equivalente a 2.324 puestos de trabajo más. Esos números provienen de las declaraciones juradas que presentan ante la Afip las empresas privadas de todas las ramas de la actividad económica.

 

“Desde el inicio de la gestión del gobernador Miguel Lifschitz se observa un escenario de contención y crecimiento del empleo registrado en la provincia. En diciembre de 2015 se contabilizaron 495.072 puestos de trabajo, en tanto a mediados de 2017 se alcanza la cifra de 496.278 trabajadores registrados en la provincia”, explicó el titular de la cartera laboral, Julio Genesini.


También agregó: “Durante el primer semestre de 2017, el comportamiento del empleo registrado en la provincia ha sido heterogéneo. En líneas generales se ha sostenido y en algunos sectores se observa el crecimiento de puestos de trabajo. Una de las claves es el plan de inversiones en infraestructura sin precedentes que lleva adelante el Gobierno de Santa Fe”.

 

Por su parte, Contigiani indicó que el Estado también invirtió en “una política de inversiones productivas aportando recursos para sostener empresas y empleo, modernizar bienes de capital de pymes industriales y asignar recursos a los sectores comerciales para ayudarlos con créditos de capital de trabajo y líneas de inversión productiva”. Todo ello redunda en defender el empleo.

 

De hecho, Santa Fe estuvo presente en 170 procedimientos de crisis para evitar que empresas afincadas en la provincia cierren sus puertas o despidan personal. “Además desarrollamos las mejores paritarias públicas de todo el país”, evaluó el ministro de la Producción y candidato a diputado nacional del Frente Progresista, Cívico y Social.

 

“La construcción tracciona rápidamente –continuó–, dinamiza la economía. Pero también tenemos que analizar el impacto positivo que ha tenido nuestra política de inversiones productivas, donde hemos monetizado 600 millones de pesos a más de 450 pymes (todas ellas con menos de 20 empleados cada una) y rescatamos con miles de millones de pesos a casi 200 empresas en crisis”.

 

“Todo esto implica inyectar recursos económicos a nuestro mercado interno provincial, a contracorriente del contexto nacional. Esto nos ha permitido dinamizar la economía y está generando resultados positivos. Mantuvimos el empleo en pleno contexto recesivo de la economía, donde se ve pérdida de puestos trabajo, y hemos crecido en el empleo registrado”, dijo Contigiani a Cruz del Sur.

 

En el mismo sentido el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini, manifestó que este escenario de incremento del empleo registrado “también refleja el esfuerzo realizado por sindicatos, empleadores y el gobierno de la provincia que asiste y busca soluciones a los casos de empresas en crisis a los efectos de preservar los puestos de trabajo”.

 

Rubros y actividades

 

En el informe oficial se destaca el fuerte incremento del empleo registrado en la construcción que crece en los dos primeros trimestres del 2017, a una tasa superior al 7,1%, que es la más alta del país. Ese repunte es equivalente a 2.234 puestos de trabajo más que los registrados en el mismo período del año anterior. En total, hay 34.973 trabajadores registrados en ese rubro.

 

En relación a los aglomerados urbanos también muestran un crecimiento en la cantidad de puestos de trabajo de la construcción durante 2017: el aglomerado rosarino alcanza un crecimiento del 8,3% equivalente a 1.712 puestos de trabajo; en tanto el santafesino crece en un 1,7%, es decir 107 puestos de trabajo más que los registrados en el mismo trimestre del año anterior.

 

La industria manufacturera aporta el 23,2% del empleo registrado total en la provincia, alcanzando la cifra de 115.209 puestos de trabajo. Si bien se registra una disminución del empleo en las actividades industriales en los primeros trimestres del año (con tasas superiores al 3%), esto se explica por el traslado del domicilio fiscal del establecimiento SanCor Cooperativas Unidas Limitada.

 

Es decir, ya no figura Sunchales sino la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Esto no es por la destrucción real de puestos de trabajo, esta situación hace que los empleos vinculados a dicha firma dejen de formar parte de la base de datos con la que trabaja el Observatorio Laboral de la provincia”, según precisa el documento del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

 

A los fines de la comparación interanual, el Observatorio Laboral corrige esta situación mediante la estimación de una tasa sin incluir los puestos de trabajo asociados a SanCor en el año anterior. Esta estimación arroja una leve caída en el primer trimestre (-0,1%) y su posterior recuperación en el segundo trimestre (0,5%).

 

En los grandes aglomerados urbanos la situación es diferente: en el Gran Rosario las actividades industriales crecen un 0,8% en el segundo trimestre de 2017, alcanzando los 48.645 puestos de trabajo. En tanto el aglomerado santafesino, que registra 9.158 trabajadores en el sector, muestra una tasa de -0,8%. Se trata de una leve caída, pero no una crisis exponencial.

 

Asimismo, el empleo registrado en el sector comercial de la provincia (que concentra el 19,4% del empleo formal) mantiene tasas positivas durante los trimestres transcurridos de 2017, tanto en el total provincial como en los grandes aglomerados urbanos. Durante el segundo trimestre del año las actividades comerciales crecen en un 1,2%, equivalente a 1.095 puestos de trabajo más que los existentes en el mismo trimestre de 2016.

 

El crecimiento de las actividades comerciales es de mayor magnitud en el Gran Santa Fe (1,9 %) que en el Gran Rosario (0,8%), alcanzando una cifra de 96.114 trabajadores registrados en el sector. Con esas proyecciones, la evolución del empleo registrado en los grandes aglomerados urbanos durante 2017 ha sido diferente, en Gran Rosario hay un crecimiento mayor al promedio provincial y en Gran Santa Fe muestra una caída menor al 1%.

 

En el segundo trimestre de 2017, para el Gran Rosario se observa un crecimiento del 2,3%, equivalente a 5.746 puestos de trabajo y para el Gran Santa Fe una caída del -0,5%, equivalente a 326 puestos menos; alcanzando en el Gran Rosario la cifra de 251.449 trabajadores registrados; en tanto en el Gran Santa Fe, se observan 73.168 puestos de trabajo.

Dejanos tu comentario...

Viernes 20 de Octubre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto