Política
06-09-2017
Guardapalos

El gobierno nacional diseñó un mapa amarillo del reparto de Aportes del Tesoro Nacional en el que los municipios adeptos al macrismo, dentro de la provincia de Santa Fe, reciben casi el 80 por ciento del total. Entre los más beneficiados figura el intendente santafesino de Cambiemos, José Corral.

 

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Orlando Chircaz | Cruz del Sur


El dato se desprende del último informe entregado al Congreso por el jefe de Gabinete y el corte es por los primeros cinco meses de 2017. En todo el país se entregaron 772 millones de pesos a un centenar y medio de localidades, pero 513,9 millones recayeron en intendencias de Cambiemos. En la provincia esa historia de exclusión financiera y política es más evidente y genera malestar.


Según el documento oficial, 11 municipios tanto de Cambiemos como del Frente Progresista recibieron un ATN cada uno: aunque se giraron 57,3 millones de pesos para los primeros y 7,6 millones de pesos para los segundos. El mismo tema surgió en mayo pasado, cuando se conoció que hasta ese momento la administración de José Corral fue muy favorecida.

 

Fueron 152 millones de pesos entre enero de 2016 y mayo de 2017, pero el intendente santafesino de Cambiemos explicó que 137 millones se usaron para atender la emergencia hídrica. Sin tener en cuenta esos recursos específicos, ni nada relacionado al exceso hídrico, igual los municipios (incluida Santa Fe) y las comunas del PRO y la UCR amarilla tuvieron mejor suerte que otras administraciones.

 

Marcos Peña dio a conocer que localidades donde gobiernan el FPCyS recibieron 7,6 millones de pesos e igual cantidad donde es el PJ el que gestiona; incluso el informe fue publicado por diario El Cronista. “Es increíble el grado de discrecionalidad, donde para los amigos todo y el resto se embroma”, dijo el jefe del bloque de diputados provinciales del PS, Rubén Galassi.

 

Al respecto, el legislador consideró “preocupante” que la Nación utilice recursos públicos solo para ayudar a aquellos distritos que le son afines políticamente y más en un año electoral. “Sin parámetros objetivos de distribución, sin una ley que garantice un reparto adecuado, no habrá justicia. En Santa Fe somos la antítesis de ese tipo de políticas”, expresó el legislador.

 

“Una vez más, la realidad supera el relato y queda demostrado que el gobierno de Cambiemos lejos de buscar la equidad en la distribución de los recursos los reparte discrecionalmente, como antes lo hacía el kirchnerismo. En esto se parecen, y mucho, a la vez que ambos apuestan a la grieta y la confrontación en lugar de buscar los caminos del diálogo y dar respuestas reales”, agregó.

 

La ley 23.548 de Coparticipación Federal, de 1988, creó un fondo de ATN para que el Estado distribuyera ante “situaciones de emergencia y desequilibrios financieros”. Tanto durante el kirchnerismo como en la actual gestión nacional, que encabeza Mauricio Macri, llama la atención que siempre las localidades más beneficiadas son aquellas de su mismo color político.

 

Esa situación fue denunciada en más de una oportunidad por buena parte de la oposición a Cristina Fernández de Kirchner, pero hoy esos mismos actores (enrolados en Cambiemos) producen mecanismos de distribución de ATN con una lógica similar. Mientras tanto, desde el gobierno provincial reclaman un sistema de reparto que sea más formal y de base objetiva para entregar esas ayudas.

 

Desagregado el mapa de los ATN, justificando las asistencias como E (“emergencia”) o D (“desequilibrio financiero”), se trata de 87 partidas dirigidas a municipios del oficialismo, 49 para el PJ y 26 para otros colores políticos. Para graficar, en la provincia de Buenos Aires se distribuyeron 144 millones de pesos en 23 partidas a municipios de Cambiemos.

 

Y en el mismo documento se detallan transferencias a gobiernos provinciales (como marca la ley) por más de 1.000 millones de pesos. Entre ellas, las más beneficiadas fueron Jujuy, controlada por Cambiemos, con tres pagos por 300 millones (el 19 de enero, el 16 de febrero y el 5 de junio); y Mendoza, también gobernada por Cambiemos, con 200 millones de pesos.

 

Menos para Santa Fe

 

La provincia espera desde diciembre de 2015 que el gobierno de Mauricio Macri cumpla con el fallo de la Corte Suprema de la Nación por el cual se debe restituir a Santa Fe la detracción del 15 por ciento de la coparticipación durante casi una década. Hace pocas semanas, el gobierno de Miguel Lifschitz presentó una propuesta pero la Casa Rosada no acusó recibo.

 

De acuerdo a la estimación que hizo el Ministerio de Economía de la provincia, esa deuda llega a los 50 mil millones de pesos, y la pretensión es cobrar el 15 por ciento durante 2018 y el resto en los próximos lustros para no afectar las finanzas nacionales. No obstante, la respuesta presidencial no aparece y Santa Fe podría volver a recurrir a la Justicia para que se cumpla el fallo original.

 

Mientras eso sucede con recursos que pertenecen a la provincia, la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal tomó una decisión política que podría perjudicar a los santafesinos. La dirigente del PRO hizo un reclamo judicial ante la Corte Suprema para que se actualice su Fondo del Conurbano. Si le dan la razón, Santa Fe se quedaría con 7.000 millones de pesos menos.

 

El fondo tiene un tope de 0 millones de pesos desde 1996 y si prospera la demanda, podría lograr una actualización de 53.000 millones. Por tal motivo, los senadores santafesinos votaron un proyecto de declaración donde fijan su posición: “La provincia de Buenos Aires ha sido beneficiada con numerosas transferencias discrecionales”, de los gobiernos nacionales a los bonaerenses.

 

Los representantes departamentales de las distintas bancadas, indicaron que “las transferencias intergubernamentales tienen como objetivo atender a los desequilibrios tanto verticales como horizontales y, en consecuencia, el reparto de la Renta Federal debería considerarse en su totalidad, es decir en forma integral”.

 

La posición santafesina se apoya, en términos jurídicos, en los últimos compromisos fiscales de 1999 y 2000, firmados por todas las jurisdicciones, incluida la provincia de Buenos Aires. En ese sentido, los senadores creen que no se puede analizar “en forma particular un determinado régimen, la visión sería parcial y se puede llegar a tener conclusiones parciales”, erróneas.

 

Ahora será la Corte Suprema de la Nación la que deberá resolver este planteo que hizo la gobernadora Vidal, quien este año recibirá del gobierno de Mauricio Macri un refuerzo de 15 mil millones de pesos por la “falta de actualización” del Fondo del Conurbano. Es decir que antes de que la Justicia se expida, Cambiemos salió a rescatar a un gobierno de su mismo signo político.

Dejanos tu comentario...

Viernes 20 de Octubre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto