Política
30-08-2017
Rasguña la grieta

Los partidos empezaron a redefinir sus campañas hacia los comicios generales del 22 de octubre. El PJ busca contener los votos de las primarias y apuesta a la grieta para crecer, el Frente Progresista intensificará su presencia en territorio y Cambiemos aguarda directivas de Casa Rosada.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal


Orlando Chircaz | Cruz del Sur

 

De la mano de Jaime Durán Barba, el PRO inició un proceso de encuestas y focus group en la provincia de Santa Fe para amigar el discurso y la campaña a las pretensiones universales de los electores. Saben que eso mismo les rindió y mucho en las PASO del 13 de agosto pasado, y ahora buscarán achicar los márgenes de error tanto en la estrategia como en la logística.

 

La logística es provista por el radicalismo que encabezan José Corral y Julián Galdeano, además de recursos económicos que ayudan a tener fiscales y movilidad a lo largo y ancho de toda la provincia. En Rosario hay un movimiento que generó el PRO que rindió con creces, tanto en la categoría local (concejales) como en la nacional. En el departamento, el poco conocido Albor Cantard le sacó 20 mil votos de diferencia a Rossi.

 

De todas maneras, en el mismo distrito el conjunto del PJ ganó por unos 55 mil votos sobre el ex rector de la UNL. Es en este punto donde aparecen interrogantes y el motivo por el cual quieren hacer encuestas y focus group: ¿Agustín Rossi podrá contener a todos los votos del PJ?, ¿cuánto puede crecer el FPCyS?, ¿cómo se puede hacer más conocido Cantard?, ¿es conveniente o no pegarlo a la figura de Macri?

 

Lo que está más que claro es que hay un acompañamiento a la marca Cambiemos, pero al discriminar ese dato se desprenden varias consideraciones. Por caso, se asocia el sello a dirigentes nacionales que generan empatía y que van más allá de la figura del Presidente de la Nación. Es así que la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, tiene alta imagen positiva en Santa Fe.

 

Algo similar ocurre con Elisa Carrió y, obviamente, rinde la dicotomía (la grieta) de elegir entre pasado o futuro. La táctica de nacionalizar las elecciones hizo que muchos electores, y así quedó medido por el mismísimo PRO, que muestra orgulloso el trabajo de campo, se inclinara por Cambiemos sin importar quién sea el candidato antes de votar a Cristina Fernández; que claramente no compitió en Santa Fe.

 

Del otro lado de la grieta

 

El candidato a diputado nacional del Frente Justicialista, Agustín Rossi, dijo en confianza a dirigentes cercanos y a algunos periodistas que su estrategia de campaña estará centrada en la grieta. Es posible que no haya palabras subidas de tono o un enfrentamiento agresivo, pero sí anticipó que se centrará en disputar los votos a partir de las diferencias claras entre el gobierno que terminó y la actual gestión.

 

Rossi, por lo pronto, hizo lo que tenía que hacer: se reunió con Alejandra Rodenas, a la que ganó en las PASO; conversó con el senador Armando Traferri, que es uno de los dirigentes que encabeza al peronismo no kirchnerista, y recorrió algunos distritos importantes de la provincia para atenazar a todas las expresiones de cara a las generales. A diferencia de otras oportunidades, no hay puestas en escenas ni sobreactuaciones.

 

A tal punto está interesado en unir a todo el justicialismo y que todos trabajen por la lista que encabeza, que ya anunció que en 2019 no será candidato a gobernador. Se trata de una decisión que deja más tranquilo al peronismo no kirchnerista y que puede ayudarlo a no tener que sufrir ningún palo en la rueda hasta el 22 el octubre. También es un claro gesto político hacia el rafaelino Omar Perotti.

 

Al respecto, el senador nacional justicialista fue uno de los grandes ausentes de la campaña que terminó y hoy es requerido por varios dirigentes para que se sume a la campaña. El presidente del PJ, Ricardo Olivera, quien renunció al cargo pero su dimisión no fue aceptada y retornó, dijo que se entrevistará con Perotti para tratar de sumarlo a la estrategia. Por ahora no hubo novedades.

 

Una cosa es que Rossi tenga un gesto y evite seguir con las fracturas dentro del peronismo, incluso corriéndose de la posibilidad de ir por la gobernación dentro de dos años, otra es que decididamente Perotti se quiera acercar a cualquier dirigente que tenga olor a kirchnerista. Así las cosas, hay reuniones permanentes entre referentes justicialistas que buscan más unidad para llegar con mayor fortaleza a octubre.

 

Hasta ahora no hubo más que fotos y declaraciones. Tampoco está definida cuál será la estrategia electoral, porque una cosa es que Alejandra Rodenas critique al Gobierno Nacional y su matriz ideológica; y otra es escuchar ese mismo discurso de boca de Agustín Rossi. Esto ya lo evalúan algunos dirigentes del PJ y tratarán de conversarlo con el candidato para encontrar una síntesis que conforme a la mayoría.

 

No obstante, Rossi cree que la grieta le es funcional a este momento electoral. “Yo ya había dicho que había más kirchnerismo en la gente que en los dirigentes y eso se expresó de alguna manera, de que hay una base muy clara de peronismo en la provincia de Santa Fe, importante no en la totalidad, que tiene una mirada antimacrista y de reivindicación a los 12 años de Néstor y Cristina”, dijo en una nota periodística.

 

En el camino

 

Los principales dirigentes del Frente Progresista, Cívico y Social se reunieron la semana pasada en la ciudad de Santa Fe para empezar a definir cómo se encarará la campaña. Entre otras cosas, se apuntalarán las candidaturas (locales y nacionales) con acciones y obras que lleva adelante el oficialismo santafesino a nivel provincial y en los municipios y comunas. El radicalismo dijo que acompañará, por el momento.

 

Ocurre que los radicales que continúan en el Frente Progresista critican la falta de estrategias articuladas, decisiones inconsultas y la descoordinación que hubo en las PASO. No se trata de un fuerte pase de facturas, sino de una situación política compleja: en los territorios la nacionalización de la elección complicó a armados políticos de la UCR frentista, donde perdieron contra el PRO o radicales amarillos.

 

Correligionarios que hasta hace poco estaban en el Frente Progresista hoy salen victoriosos con el sello de Cambiemos, algunos sin siquiera tener estructura o ser conocidos. Ni la Boleta Única pudo parar esa transferencia de voluntades hacia una marca, en este caso Cambiemos. Por tal motivo, el radicalismo quiere sí o sí una mesa de diálogo donde puedan tomar decisiones reales.

 

El gobernador Miguel Lifschitz escuchó todos los planteos y ya se resolvió diferenciar los comités de campaña. No se trata de compartimentos estancos, ya que habrá una línea argumental general, sino de segmentar el trabajo y ajustarlo a la identidad de los candidatos locales, los diversos problemas que están presentes en el territorio y las distintas pretensiones que muestra el electorado.

 

Hay un elemento que destacaron: el candidato Luis Contigiani hoy ya tiene un nivel de conocimiento que es importante. En Rosario, en tanto, ya se sabe que el contrincante a vencer es el macrista Roy López Molina (que acompaña todas y cada una de las medidas del presidente). Y en Santa Fe, el socialista Emilio Jatón fue el más votado en las PASO, tiene alta imagen positiva y está participando en cuanto acto público se hace.

 

Quedan ocho semanas para los próximos comicios y hay expectativa en que la mayor cohesión signifique un crecimiento electoral. Todo ese proceso en un marco de absoluta sinceridad, donde las principales espadas del socialismo (incluido Antonio Bonfatti) y del radicalismo frentista se pondrán al hombro la campaña. “No hay tiempo de lamentos, sino de trabajo y más trabajo en la calle”, dijo en off un dirigente del PS.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto