Economía
23-08-2017
Ser pobre fue más caro en julio

Una familia tipo (matrimonio y dos hijos en edad escolar) necesitó más de 15 mil pesos para superar la pobreza el mes pasado, según datos recientes del Indec. Los precios de los productos de la canasta básica total (que incluye servicios básicos) subieron más del 20% con respecto a julio de 2016.

 

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Ser pobre cuesta cada vez más caro. Una familia tipo necesitó 15.024 pesos para superar la pobreza en julio, lo que implica un incremento de 1,44 por ciento respecto de junio, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Este es el valor que alcanzó la Canasta Básica Total (CBT) para un grupo familiar integrado por un matrimonio y dos hijos en edad escolar. En tanto, la Canasta Básica Alimenatria (CBA) –que mide la indigencia– trepó a 6.132 pesos para el mismo conjunto, con un alza similar de 1,4 por ciento.

 

Los precios de los productos que componen la CBA subieron 19,10% en julio respecto a igual mes de 2016, mientras que la CBT avanzó 20,54% en similar período, de acuerdo al Indec.

 

La CBA está compuesta por alimentos esenciales para la manutención del grupo familiar durante un mes, mientras que la CBT incorpora al cálculo una serie de servicios básicos.

 

El monto de 15.204 pesos que alcanzó la CBT representa un alza de 14,2 por ciento en el acumulado entre enero y julio, mientras que en relación a julio de 2016 la variación es de 20,54 por ciento. Por otra parte, este valor representa un gasto diario de 484 pesos en comida, servicios y vestimenta.

 

En el caso de la CBA, se verificó un alza de 12,3 por ciento en siete meses de 2017 y de 19 por ciento frente a julio del año pasado. La CBA toma en cuenta los requerimientos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades. Comprende los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población a partir de la información provista por la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENGHo).

 

Dado que los requerimientos nutricionales son diferentes según la edad, el sexo y la actividad de las personas, también contempla una adecuación que refleja las características de cada miembro de un hogar en relación a sus necesidades nutricionales.

 

La diferencia entre las variaciones de la CBT y la CBA se explica por la incidencia de la suba de tarifas de servicios públicos y transporte que están incluídas en la primera.

 

Por otra parte, los aumentos en ambas canastas en de julio están levemente por debajo de la inflación, que había sido de 1,7 por ciento.

 

En cambio, si se toma el acumulado anual la CBA (12,3 por ciento) estuvo por debajo de la variación del IPC (13,8 por ciento) y la CBT levemente por encima (14,2 por ciento).

 

Los valores de la CBT y la CBA son las que luego se toman como base para determinar las tasas de pobreza en indigencia, cuyo nuevo dato se conocerá en setiembre con datos referidos al primer semestre de este año.

Dejanos tu comentario...

Martes 19 de Septiembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto