Política
10-08-2017
El PC argentino, de luto: murió Patricio Echegaray

El secretario del Partido Comunista falleció este miércoles a los 70 años víctima de un cáncer. Maestro de profesión, fue electo como máxima autoridad de ese partido en 1989, cargo que ocupó hasta su muerte. Fue interlocutor habitual de Fidel Castro y de líderes de la guerrilla colombiana y salvadoreña. Fue promotor de la unidad de la izquierda argentina y ocupó una banca en la Legislatura porteña.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

 El secretario general del Partido Comunista Argentino, Patricio Echegaray, quien ejercía la conducción de la organización desde 1989, falleció ayer a los 70 años víctima de una prolongada dolencia.

 

Nacido en la provincia de San Juan el 17 de octubre de 1946, en 1980 había sido ungido secretario de la Federación Juvenil Comunista, a la cual había ingresado en 1964 y nueve años después pasó a comandar el partido.

 

Maestro de profesión, fue dirigente docente y de la CGT de los Argentinos en su provincia a comienzos de los setenta y luego pasó a cumplir roles partidarios, por los cuales fue detenido en varias oportunidades a disposición del Poder Ejecutivo y por la "ley anticomunista" 17.401 sancionada durante la dictadura del general Juan Carlos Onganía.

 

Fue el representante de la "Fede" en la Coordinadora de Juventudes Políticas surgida durante la primavera camporista de 1973 y luego del golpe del 76 cumplió tareas del aparato partidario que paso a dirigir en 1980. Nueve años más tarde, ya al frente del partido, condujo el viraje "a la izquierda" del PCA que incluyó una revalorización de otras experiencia políticas afines en una virtual autocrítica de la anterior línea del partido, en especial el "apoyo crítico" a la última dictadura.

 

Ese proceso incluyó una nueva mirada sobre figuras míticas de la izquierda mundial, como el Che Guevara, con las cuales el comunismo argentino había tenido diferencias metodológicas profundas en torno a la estrategia de la "lucha armada" en los años sesenta y setenta.

 

En ese giro miles de cuadros y dirigentes de primera línea se alejaron o fueron expulsados de las filas partidarias, en un fenómeno que también procesó de la caída del "socialismo real" a partir de 1989.

 

En simultáneo, enroló a su fuerza en apoyo de procesos revolucionarios como el sandinismo nicaragüense, país al que envió una "brigada" de militantes juveniles a apoyar la cosecha del café.

Fue interlocutor habitual de Fidel Castro y de líder revolucionario salvadoreño Schafik Hándal y Manuel Marulanda, el jefe de las Farc con el que se entrevistó en la selva de Colombia.

 

Participó también del Foro de San Pablo, que agrupa a las fuerzas de izquierda de América Latina. Integra el Consejo de Redacción de la revista América Libre y de la revista Contexto Latinoamericano. En esa nueva mirada promovió la unidad de fuerzas de izquierda y fue electo legislador porteño junto a Patricia Walsh, en el 2000 a través de la coalición Izquierda Unida. En los últimos años respaldó al kirchnerismo.

 

Dejanos tu comentario...

Viernes 18 de Agosto de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto