Política
10-08-2017
“Es imposible no leer a Perón y a Palacios”

Pablo Javkin encabeza la lista oficial de candidatos a concejales del Frente Progresista. El actual secretario de Gobierno de la Municipalidad respondió el cuestionario de Cruz del Sur para conocer aspectos de su vida política y personal.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Pablo Javkin (Rosario, 1971) encabeza la lista de candidatos al Concejo Municipal del Frente Progresista Cívico y Social. Es el actual secretario de gobierno de la Municipalidad y como legislador provincial y nacional llevó adelante una de las reformas que más impactó en la política argentina: la boleta única con la que los santafesinos votan dentro de la provincia, además de impulsar el uso del ferrocarril en la corta y media distancia entre otros proyectos. Javkin ya fue concejal entre 2001 y 2005, su regreso al Legislativo municipal abre su carrera hacia la intendencia.

 

—¿Cuándo y cómo comenzó a trabajar en política?

 

—Empecé a los 13 años, apenas entré al Superior de Comercio en 1985, donde fui delegado de curso. Antes, ya había vivido -como tantos pibes de mi época– el fervor de la recuperación de la democracia. Había ido a actos con mis padres y mis abuelos.

 

—¿Qué líderes de la política argentina y del mundo le han interesado?

 

—De la política argentina, Alfonsín fue el que más me influyó. La política me permitió conocerlo y compartir mucho tiempo con él. Fue un líder contemporáneo muy sencillo en su vida personal y con una gran búsqueda intelectual. Su aporte a la democracia es cada vez más reconocido. A Perón y a Palacios es imposible no leerlos.

 

—¿Y qué otras personalidades –por fuera de la política– le interesan?

 

—Me apasiona mucho la literatura, por lo tanto admiro a muchos escritores. Roberto Bolaño es uno de ellos. También tengo referentes en la cultura, la música y el deporte. Cada uno de ellos haciendo algo que está ligado a las pasiones que me mueven.

 

—¿Cuáles son los lugares que más le gustan de Rosario y cuáles los que menos?

 

—Rosario me gusta entera: con sus contradictorias y sus deudas. No hay lugar que no tenga una historia de lucha y de pelea social. Hay paisajes injustos de la ciudad que uno quisiera transformar. Pero, sin dudas, todos los rosarinos tenemos un gran vínculo con el río Paraná. No importa desde que lugar lo miremos. Pararse frente a él conmueve y moviliza. 

 

—¿Qué clase de comida le gusta? ¿La sabe cocinar?

 

—La comida me gusta toda; soy bastante omnívoro. La parrilla me gusta, la manejo con bastante solvencia. Y también cocino otros tipos de comidas que fui aprendiendo a la fuerza por vivir un tiempo solo. El rizzotto es una especialidad que me sale bien.

 

—¿Qué actividades le gusta realizar por fuera de la política?

 

—Me gusta mucho leer, aprovechar la vida cultural de Rosario. Hice un taller literario con marcelo Scalona. Y hago mucha vida de club. En Universitario juego mucho al fútbol, al básquet, a la paleta. El club es un ámbito que siempre permite estar integrado y limpiar la cabeza.

 

—¿Qué prefiere: libro, película o disco? ¿Podría mencionar una película, una serie, un libro y un disco que tengan un particular significado para usted y cuál es ese significado?

 

—Probablemente prefiera libros. Las series y las películas las tengo más reservadas a compartir con mis hijos. Libros que puedo recuperar son muchos. Si tengo que elegir una obra elijo a Luis García Montero, que tiene un poema sobre la inmortalidad que me sirvió mucho cuando me recuperaba de un accidente que tuve. Lo leo y me lo repito mucho. De Bolaño he leído mucho, como a Jorge Luis Borges o a Louis-Ferdinand Céline también.

 

—¿Cómo prefiere informarse, por redes sociales, prensa gráfica, televisión o radio?

 

—Me informo por todos lados, pero cada vez más por las redes. Pero en mi vida es omnipresente la radio, tengo en todas partes de mi casa. La escucho a toda hora. Me acuesto y me levanto con ella, y ahora tengo la posibilidad de escucharla por el teléfono celular también. Es el medio más importante para mí.

 

—¿Cuán importantes le parece que son hoy las redes sociales para la comunicación política?

 

—Son fundamentales porque facilitan el contacto y compartir cosas. Cada red tiene sus variantes. Forman parte de estos tiempos de hiper-comunicación. Son vínculos distintos los que se establecen, y son una tendencia que no se van a revertir. Abaratan la posibilidad de comunicarse y permiten transmitir mejor las ideas y usar recursos audiovisuales.

 

—Si tuviera que sintetizar su propuesta en un tuit, ¿cuál sería?

 

—Defender y poner bien arriba a Rosario. Ese sería un buen tweet porque la ciudad merece mucho más de lo que tiene porque tiene una potencia única de la que tenemos que estar orgullosos. Hay una historia de lucha, empuje y creación permanente que debe movilizarnos.

 

Dejanos tu comentario...

Viernes 18 de Agosto de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto