Deporte
09-08-2017
El Día de la Marmota en el fútbol argentino

La aparición de Agremiados a dos semanas de la vuelta del campeonato, las deudas de los clubes, las decisiones de los factores de poder que perjudican a la mayoría y la modificación de los calendarios a gusto de los que mandan nos recuerdan que en nuestro fútbol siempre nos geremos los mismos problemas. Para avanzar es necesario inventar la rueda todos los días.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Alejandro Mangiaterra

 

 

El Periodista Sebastián Garavelli escribió hace algunas horas en su cuenta de Twitter: "Hoy falta la misma cantidad de días que la semana pasada para que arranque el campeonato". El autor del libro “Tata Martino. De exiliado a elegido” pretendía hacer un chiste pero nos dio un baño de realidad. En el fútbol argentino la historia se repite, no cíclicamente si no semestre a semestre, día a día. Los problemas son los mismos sin soluciones reales. El fin de los males sería primero la televisación privada, luego el dinero del gobierno, el torneo de 30 equipos, más tarde la Súper Liga. No fueron.

 

Cuando asumió Claudio Tapia al frente de la Asociación del Fútbol Argentino el discurso iba en dirección de cambiar viejos métodos y asumir la responsabilidad de comandar "la nueva AFA" con transparencia y de manera previsible. En las últimas horas, se publicó extraoficialmente un Fixture para la Súper Liga,  que luego de ser testeada por la opinión pública cambió considerablemente. Los argumentos de respetar las decisiones que pregonaban las nuevas autoridades de la AFA sufrieron un nuevo pisotón.

 

Pero no es el primer signo ni el más trascendente de la actualidad de esos métodos. Tal vez el más importante haya sido devolverle a los antiguos dueños del fútbol, el nuevo fútbol naciente. Aquella carta de TSC –incluida en la licitación de Fox/Turner – "sugiriendo" que dejaría sin efecto el juicio contra la AFA por haberle quitado los derechos de televisación para dárselos al estado nacional en 2009 es uno de los primeros gestos de complicidad con las viejas prácticas.

 

El nuevo torneo, al que Sergio Marchi, titular de Futbolistas Argentinos Agremiados, se niega a denominar "Súper" debía iniciar el 18 de agosto pero por pedido de la televisión, dueña de los nuevos derechos, se atrasó una semana:"Se postergó porque hay un marco de desorden, un marco de desorganización, un marco de deuda, un marco de irresponsabilidad", afirmó el sindicalista.

 

Por si fueran pocos los detalles que nos remiten a sucesos que ya ocurrieron, en las últimas horas se hizo pública la confirmación de que ningún medio de comunicación podrá hacer uso de las imágenes de los goles de cada fecha hasta después del domingo a las 21 horas.

 

El regreso Agremiados a los medios

 

En ese contexto de desorden organizativo creció la presencia del gremio en los últimos tiempos, de poca -o casi nula- participación en la era “Grondoneana”. Hoy es una amenaza permanente para los nuevos conductores de AFA. Ya lo fue en el semestre pasado cuando aplazaron el regreso del fútbol, tras el florecimiento de las deudas salariales para con los futbolistas de todas las categorías, debido a los desmanejos de los fondos y las economías de los clubes.

 

El lunes se promocionó en los medios bonaerenses la llegada a Rosario de Sergio Marchi, quien viajó “para conocer en detalle la actual situación” del plantel de Newell's, que en otro episodio del Día de la Marmota, vuelve a vivir la misma historia que hace seis meses.

 

La amenaza latente de la postergación del inicio de la Súper Liga vuelve a remontarnos a febrero, cuando Marchi era tapa de diarios deportivos y el entrevistado más apetecible para los medios radiales y televisivos, como parte del show que no había iniciado pero que tenía una pequeña precuela del torneo largo, que luego ganaría Boca y que pelearía hasta el final el Newell's de los conflictos internos y económicos.

 

"Newell's le debe a 35 jugadores, echó a un DT pero trajo 8 jugadores y un DT nuevo", dijo Sergio Marchi de modo generalizado y sin poner el foco en la forma de las contrataciones, en la imposibilidad de comprar futbolistas producto de la judicialización de su economía, tampoco en la salida de la docena de futbolistas que participaron del semestre pasado.

 

Como no podía esperarse otra cosa, hubo una débil respuesta de la dirigencia: "La visita de Marchi fue exagerada. Es injusto que seamos el paladín de los deudores", "dijo José Menchón, secretario del club. De todos modos, la responsabilidad respecto de la situación no es de Marchi sino de los que lo manejan, quienes no cumplieron con sus compromisos económicos.

 

Ante las dificultades que no sólo tiene Newell's sino que forman parte de la coyuntura de Banfield, Huracán, Gimnasia de La Plata y Olimpo de Bahía Blanca, entre otros; el comienzo del último torneo antes del Mundial de Rusia 2018 sigue en duda: "Si tuviera que empezar este fin de semana no empieza. Hay clubes que deben mayo, junio, julio, aguinaldo y las primas", avisó el gremialista, sobre quien ayer cayó la sospecha pública por presuntos desmanejos en la Fundación "El Futbolista". La jueza Servini de Cubría tiene secuestrado 2 millones de dólares producto de la investigación que la magistrada realiza sobre el reparto del dinero de Fútbol Para Todos. Ayer se conoció que la ONG tiene otros 57 millones de pesos depositados en dos bancos.

 

La repartija no tiene cambios

 

Mientras la agenda mediática corre detrás de las deudas, las dificultades financieras de los clubes y los refuerzos, a dos semanas del reinicio del torneo nada nuevo surge de la pelea que intentaba instalar Rosario Central respecto de la repartija del dinero que reparte la televisión. Ese es uno de los motivos por el cual el fútbol no arranca en tiempo y forma, como estaba previsto. Aún no está definido el monto que recibirá cada uno.

 

Lo que sí está estipulado es la forma del reparto. Existen tres grupos de clubes con tres escalas respectivamente: en la primera están Boca y River; la segunda integrada por Independiente, Racing, San Lorenzo y Vélez. La última escala es la del resto de los equipos de Primera División. Durante la última semana se instaló el rumor de que habría un nuevo cuarto grupo integrado por los recientemente ascendidos para poder volver a diagramar los montos de las escalas anteriores. De todos modos, esto quedó sin efecto y los nuevos clubes de Primera percibirán lo mismo que los del tercer grupo porque pasan a pertenecer a él.

 

Las modificaciones que pretendía Rosario Central estaban destinadas a que el club dejara de pertenecer al grupo más rezagado y pasase al segundo. Los argumentos iban en dirección de la cantidad de socios, el número de entradas vendidas por partido y hasta el rating televisivo; los cuales vinculaban al conjunto de Arroyito con los "grandes" porteños. Esto también sería beneficioso para Newell's por similares condiciones, aunque es justo decir que la pelea la siguen dando los directivos Canallas debido a las dificultades internas de la institución rojinegra y a la decisión de su presidente Eduardo Bermúdez, que en al ser consultado por aquella pelea “espalda con espalda” con los Canallas para posicionar al fútbol rosarino, había respondido: "Si me voy a pelea a AFA descuido a mi club".

Dejanos tu comentario...

Viernes 18 de Agosto de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto