Sociedad
09-08-2017
El recorrido fantasma de una cupé

En el marco de una investigación por lavado de activos se detectó que el auto del narco rosarino Fantasma Paz estuvo luego en poder de un par santafesino, a quien suponen hoy en el Chaco. El coche fue intercambiado por una propiedad en el country Los Molinos.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

 

Alberto Carpintero | Cruz del Sur

 

Impactó la ferocidad del ataque, en el macrocentro, una primaveral tarde de sábado. También el auto en que iba la víctima: un BMW Z4, blanquísimo, cupé. Rápido se supo que hacían falta 70 mil billetes de un dólar para adquirirlo. Y que Martín “Fantasma” Paz, el conductor acribillado mientras iba con su mujer y su hijo, era cuñado del líder de los Monos Claudio “Pájaro” Cantero. La ejecución, el 8 de septiembre de 2012, marcó una bisagra en la narcocriminalidad local y fue el inicio de una saga de violencia en la que los actores del mercado disputaron su porción a sangre y fuego. Hace pocos días se supo que ese auto estuvo en poder de otro narco, también célebre: Sergio “Zurdo” Villarroel, dueño y señor del distrito costero Alto Verde de la capital provincial.

 

Fue a raíz de una investigación por el lavado de al menos 10 millones de pesos que involucra a este personaje, su esposa y los dueños de una inmobiliaria de la ciudad de Santa Fe. Para la Fiscalía, demuestra los nexos entre bandas de Rosario y Santa Fe. Y la sospecha es que el padre del Fantasma, el ex manager de boxeo Luis Paz, pudo haber cambiado el auto por una propiedad en el country Los Molinos de la localidad de Recreo. Entre las incógnitas figura cómo es que un vehículo incautado en un caso de homicidio fue reintegrado antes de la sentencia –en este caso la pesquisa por el crimen del Fantasma derivó en la megacausa por asociación ilícita contra la banda de los Monos– y dónde está ahora esta cupé.

 

El fiscal federal de Santa Fe Walter Rodríguez solicitó la semana pasada la declaración indagatoria del Zurdo y su pareja, Débora Flores, acusados de lavado de dinero proveniente del narcotráfico en la capital de la provincia. El pedido alcanza también a los propietarios de la agencia inmobiliaria Habitar, Jorge Lescano y Graciela Bugnon, por su presunta participación en el blanqueo del dinero ilícito a través de inmuebles y vehículos por más de 10 millones de pesos.

 

Sobre el Zurdo y su mujer, Rodríguez ya había solicitado la elevación a juicio por actividades ilícitas de comercialización de estupefacientes, desde al menos abril de 2014 hasta diciembre del año pasado, cuando una docena de allanamientos puso fin a la operatoria. El Zurdo era dueño de una señal de tevé por cable y también aportaba dinero a un club de fútbol infantil en su barrio.

 

El fiscal federal señaló que se está frente a “un estado de sospecha relativo al denominado delito de autolavado” mediante la compra de diez autos, dos camiones, una embarcación, un tractor y cuatro inmuebles. Rodríguez le adjudica a los dueños de la inmobiliaria haber gestionado esas inversiones a través del cobro de comisiones  –también como testaferros– y en el pedido de indagatoria recuerda q los corredores inmobiliarios tienen la responsabilidad de informar operaciones sospechosas en materia de lavado de activos.

 

Al hablar con el dueño de una agencia de autos dice Lescano:

 

—Pagar paga

 

—¿Y este vago a que se dedica?

 

—A vender droga

 

—Mmmjjjmmm

 

—Porque es así; te lo digo directamente: es dealer

 

—Mmmjjjmmm

 

—Para que no me rompas las bolas: es muy pesado. El tipo maneja mucha guita.

 

En la investigación apareció la cupé del Fantasma. Rodríguez recuerda que Paz hijo había adquirido el auto pero se demoró en retirarlo de la concesionaria porque “tenía que ver a nombre de quién lo ponía”, según un testigo. Fue asesinado a los tres días de hacerlo. Para Rodríguez, ello permite asociar al BMW “con el accionar y pujas de bandas narcocriminales de la ciudad de Rosario”.

 

Además, el galpón de la localidad de Sauce Viejo donde estuvo estacionado el auto, según muestra una foto, pertenece a Villaroel. Sobre ese punto, la Fiscalía hizo hincapié en que el propio Lescano se refirió al vehículo como en el que “mataron a un tipo de una gente de Rosario. El coso..., la banda de Los Monos”.

 

Según voceros del caso, la documentación probatoria apareció en poder de la inmobiliaria de Gálvez al 1700, entre ella una foto donde se lo ve al Zurdo al lado de la cupé –restaurada a nuevo, ya que cuando ocurrió el homicidio terminó chocando contra vehículos estacionados–. Una sospecha es que la cupé puede estar en el Chaco.

 

En la investigación sobre el Zurdo también aparecieron escuchas donde negocia la venta de una casa de su propiedad en el country Los Molinos, donde el padre del Fantasma, Luis Paz, vivió al menos dos años. Entre las hipótesis que se barajan está que bien pudieron haber intercambiado la propiedad por la Z4, chapa LQN 244.

 

Martín Paz tenía 27 años y su nombre no figuraba en actividad legal alguna. Tras ser ultimado en 27 de Febrero y Entre Ríos, el caso quedó en manos del juez Juan Carlos Vienna. Aunque nunca se supo quién mató al Fantasma, la principal sospecha involucra al clan Cantero. El expediente derivó en un caso de asociación ilícita que comenzó a desbaratar la operatoria de la banda de los Monos.

 

Fue luego del crimen del Pájaro Cantero, el 26 de mayo de 2013, cuando se desató una ola de venganza. Así dos bandos que habían estado asociados dirimieron su diferendo a tiros. Tampoco se sabe quién mató al Pájaro, ya que los acusados fueron absueltos en juicio. En esta causa declaró bajo sospecha leve, como instigador, Luis Paz, a quien se vinculó en una relación de amistad con el propio juez Vienna.

 

¿Cómo es que la cupé, que Paz hijo había puesto a nombre de un empresario metalúrgico, fue reintegrada a Paz padre por el juzgado de Vienna cuando el caso aún no llegó a sentencia, como es norma en Tribunales? Eso preguntaban esta semana diversas fuentes judiciales. Una de ellas ofrece una posible respuesta en los dichos de la madre de los hijos del Pájaro, Lorena Verdún: “Cuando fui a reclamar por los bienes del padre de mis tres hijos, Vienna lo único que hacía era reclamarme un Mini Cooper, porque sino lo entregaba yo o la gente de mi entorno iban a terminar presos. No me parece lógico que este juez que investiga el asesinato del Fantasma Paz ande pidiendo el auto de su hermana”.

 

La referencia era hacia Mercedes Paz, quien por seis años y hasta el 26 de mayo de 2013 fue la pareja del Pájaro. A Mercedes Vienna sólo le tomó declaración testimonial por el crimen del Fantasma. Lorena se sentará en el banquillo en el próximo juicio contra el clan Cantero como supuesta integrante de asociación ilícita. El Mini Cooper, hasta ahora, no apareció.

Dejanos tu comentario...

Lunes 23 de Octubre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto