Sociedad
02-08-2017
Pamela Tabares, otro femicidio trans

Tenía 36 años y pasaba por condiciones de vulnerabilidad extremas, contaron integrantes del colectivo LGTBI luego de que su cuerpo fuera hallado ejecutado de cinco balazos el jueves pasado en la localidad de Pérez. El Estado provincial se presentará como querellante en la causa.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

 

Alberto Carpintero | Cruz del Sur

 

Pamela Tabares tenía 36 años. Había perdido a su única familiar directa, su madre, y había quedado en la calle al no poder afrontar el pago de la pensión donde vivía. Originaria de Cabín 9, iba de casa en casa durmiendo en sillones. Hasta el miércoles de la semana pasada paraba en la vivienda de una compañera, en barrio Las Flores. Al día siguiente, contó el funcionario Esteban Paulón, tenía una entrevista en la Municipalidad en busca de alguna salida laboral que paliara su vulnerabilidad extrema. Pero en el mediodía del jueves su cuerpo acribillado a balazos fue hallado en un camino rural de Pérez. El femicidio trans causó conmoción en el colectivo LGTBI, por la brutalidad con que fue cometido, por el reiterado reclamo de mayor inversión estatal para el sector y porque fue el quinto travesticidio en territorio provincial en los últimos cuatro años. Paulón adelantó que la provincia se presentará como querellante en esta causa, tal como lo hizo en el primero de la saga, el de Vanesa Zabala, ocurrido en Reconquista en 2013.


El cadáver de Pamela fue hallado en la calle El Chajá, un camino de tierra cercano al camping del Sindicato de Camioneros, con cañaverales a los costados y donde no hay viviendas. Alguien que pasó por allí vio el cuerpo, llamó a la Policía y pronto el lugar se llenó de uniformados. El fiscal de Homicidios Dolosos Rafael Coria describió que Pamela había sido asesinada de cinco tiros, uno de ellos en la cara, y que el crimen se había producido durante la madrugada en ese mismo lugar, ya que se encontraron seis vainas servidas calibre 3.80.


Desde entonces, los investigadores revisan la única cámara cercana al lugar, la del sindicato de Camioneros, pero también las de la empresa de energía eléctrica Transener, ubicadas un poco más lejos, para intentar reconstruir cómo Pamela llegó al lugar. A partir del testimonio de compañeras, la pesquisa también determinó las últimas horas de vida de la trans. Su teléfono celular, que no fue hallado en la escena de la ejecución, también brindó pistas sobre los lugares por los que había transitado.


Según contó Paulón, subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual, tras reunirse con Coria en compañía de una integrante del colectivo, el fiscal no descartaba hipótesis alguna, incluso el de la relación conflictiva que mantenía con una pareja, aunque no aparecía como la pista más firme.

 

Transfobia

 

“Es un caso más de tantos que vienen pasando como consecuencia de la transfobia que se vive en la sociedad argentina y en la rosarina”, dijo una compañera de Pamela en la mañana del viernes pasado, mientras se manifestaba con otras integrantes del colectivo frente a la Fiscalía de Homicidios. Otra hizo hincapié en la situación de la víctima: “Pamela muchas veces no tenia ni dinero para comer. Las chicas trans siempre son excluidas de la sociedad. Nos hemos tenido que prostituir como ella. Era muy buena, tranquila, no entendemos qué sucedió, por qué la asesinaron de esta manera. Que este caso no quede impune. Queremos saber por qué la mataron, quién fue”.


Paulón le puso el cuerpo a las críticas a las políticas públicas, recordó el trabajo que viene desarrollando desde hace poco más de un año y medio desde la provincia y aseguró que Pamela venía transitando espacios de contención estatales. Las integrantes del espacio LGTBI juzgaron insuficientes los cinco cupos laborales para trans en la administración pública que recientemente se pusieron en funcionamiento.


“Son décadas de exclusión, de vulneración de derechos y sabemos que más allá de un montón de programas que se están implementando evidentemente falta, y también falta un cambio social muy profundo. Estamos trabajando en más de 30 localidades de la provincia con el colectivo trans”, describió Paulón. 


Muerte trans

 

El primero de la saga de travesticidios fue el de Vanesa Zabala. Tenía 31 cuando la encontraron el 29 de marzo de 2013, golpeada, ahorcada y empalada en la rotonda de ingreso de la ciudad de Reconquista. Por el travesticidio, los investigadores detuvieron a tres hombres, una mujer y dos adolescentes. Los acusaron de “homicidio agravado por ensañamiento y alevosía y por la participación de menores”. Los sospechosos fueron liberados en mayo de 2016, tras vencer la prisión preventiva de 3 años. En febrero pasado, el tribunal oral de la ciudad de Vera notificó a los abogados patrocinantes del Estado, a través del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), el rechazo de la querella por parte de las familiares de la joven trans. Esta decisión fue apelada y hoy las hermanas de Vanesa esperan el juicio como querellantes.


Fernanda “Coty” Olmos, de 59 años, fue hallada asesinada a puntazos y con una bolsa en la cabeza el 25 de septiembre de 2015 dentro de su casa del barrio Alfonso de la ciudad de Santa Fe. Una vecina la fue a visitar y descubrió el cuerpo cerca de la cama. En el interior de la vivienda había un gran desorden, al parecer provocado por la víctima en su intento de defenderse. La causa fue caratulada como homicidio con alevosía.


Chiche Castañeda tenía 74 años y el 3 de mayo de 2016 una amiga la encontró muerta al lado de su cama en barrio Santa Marta de la capital provincial. El cadáver no presentaba signos de violencia. La puerta de ingreso a la casa donde vivió por 40 años estaba violentada y faltaban dinero y electrodomésticos. Sus conocidos aventuraron que, como tenía problemas cardíacos, pudo haberse muerto del susto durante un robo.


El 25 de junio del año pasado, los bomberos rescataron el cuerpo de Mónica “Chiviro” Ortiz, de 54 años, en barrio Santa Lucía de Rosario. Estaba dentro de su vivienda, que quedó reducida a cenizas por un incendio intencional. Tras la autopsia, el forense determinó que la causa de muerte fueron ocho puñaladas distribuidas en tórax, abdomen y brazos. Esto dejó en evidencia de que la víctima intentó defenderse.

Dejanos tu comentario...

Viernes 18 de Agosto de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto