País
13-07-2017
El modelo por la fuerza: reprimen y desalojan a trabajadores de PepsiCo

Con palos, golpes y gas pimienta, la Infantería de la policía bonaerense avanzó esta madrugada en la planta de Florida para desalojar a los empleados que desde el 20 de junio mantenían una vigilia luego de que la empresa comunicara su cierre dejando en la calle a 600 trabajadores. La tensión en el lugar continúa. Hay al menos diez detenidos.

 

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Más de 200 agentes de la Infantería bonaerense cercaron la planta de Pepsico de Florida (Buenos Aires) y, a fuerza de palos y gas pimienta, avanzaron contra los trabajadores que desde el 20 de junio pasado montaban una vigilia en el lugar para resistir el cierre de esa firma, que ocasiona la pérdida de empleo para 600 personas. La orden de desalojo fue dispuesta por la jueza Andrea Rodríguez Mentasty. Hasta el momento hay diez personas detenidas.

 

Con las primeras luces del día, los efectivos apostados en las inmediaciones comenzaron a avanzar sobre una de las calles linderas a la planta y reprimieron a los trabajadores que estaban en la entrada con palos y gas pimienta.

 

“Llegaron y avanzaron sin mediar palabras. Nos empezaron a golpear y tirar gas pimienta”, relató el diputado del Frente de Izquierda Nicolás del Caño, quién se encontraba en el lugar acompañando a los trabajadores. “Intentamos hablar con la jueza pero no nos respondió. Los trabajadores le enviaron una carta a la gobernadora y les respondió con palos y represión. Los trabajadores quieren defender sus puestos de trabajo”, insistió Del Caño.

 

Los efectivos lograron llegar hasta la terraza, donde estaban atrincherados los veinte trabajadores que resistían el desalojo, y según contaron los trabajadores que se comunicaron desde el interior del edificio fueron reprimidos con gas pimienta. Dos trabajadores se subieron a la cornisa para impedir el avance de la policía. Según información preliminar, el operativo represivo dejó un saldo de diez detenidos y varios heridos.

 

“Nosotros lo único que queremos es trabajar. No queremos que nos peguen. Hay compañeras heridas a quienes les pegaron. Somos mujeres y estamos pidiendo por nuestro trabajo", pidió una trabajadora que estaba en puerta y fue reprimida junto a un grupo de mujeres. "La empresa nos maltrató y el Gobierno la está avalando. Le ruego a la gobernadora Vidal, como mujer y madre, somos un montón de mujeres trabajando acá, hay madres solas con hijos. La empresa nos pagaba la guardería estamos desesperados. Queremos volver a trabajar”, contó la trabajadora. Dentro del edificio continuaban atrincherados en la terraza un grupo de veinte trabajadores.


El conflicto

 

La protesta de los trabajadores de PepsiCo comenzó el 20 de junio, cuando los empleados que debían cumplir el turno de guardia ese día feriado, al arribar al lugar, se encontraron con un cartel en la puerta que anunciaba el cierre de la planta.

 

La empresa argumentó que lo hizo "debido a los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en un área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos". En ese contexto, anunció además que mudará la producción de snacks a Mar del Plata y, del total de trabajadores de la planta, 691 personas, reubicará sólo a 155 e indemnizará al resto.

 

Ante este escenario, los miembros de la comisión interna de la planta anunciaron la toma de la fábrica.

 

Dejanos tu comentario...

Lunes 25 de Septiembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto