Ciencia
24-05-2017
La realidad moderada de Facebook
Se filtraron las políticas de la red social preferida de las abuelas para el contenido ofensivo: la violencia, discurso del odio, terrorismo, pornografía, racismo y autolesiones están entre los temas principales que son objeto de censura.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Una de las noticas de tecnología más sorprendentes la dio a conocer el diario británico The Guardian el lunes pasado cuando publicó que se filtraron las políticas de Facebook para el contenido ofensivo. En pocas palabras: cómo se decide en la red social preferida por las abuelas qué imágenes y videos (entre otras cosas) pasan el filtro y cuáles no y pueden provocar el bloqueo de la cuenta de un usuario.

 

En este artículo –publicado en el sitio especializado Genbeta.com– se dan ejemplos concretos de cómo modera contenidos el gigante social, una visión de cuáles son las líneas maestras de Facebook a la hora de determinar si una imagen, un video o una actualización de estado son válidos para difundirlos en su plataforma o no.

 

En total, se filtraron más de 100 manuales internos para entrenar a sus moderadores, así como hojas de cálculo y diagramas de flujo que ofrecen una vista sin precedentes de las guías de la red social para moderar los contenidos que se publican en ella. Entre otras cosas y según The Guardian, se moderan asuntos como la violencia, discurso del odio, terrorismo, pornografía, racismo y autolesiones.

 

Violencia gráfica

 

La red social se opone frontalmente a los videos y fotos que muestren personas o animales moribundos. También se objeta si se observan actitudes sádicas, ya sea en el contenido o en los comentarios que lo acompañan. Facebook define el sadismo como “disfrutar del dolor o de la humillación que está padeciendo un ser vivo”.

 

Facebook no permite que se celebre la muerte de un ser humano o un animal, ya sea mediante comentarios en el video por parte de la persona que lo subió, o de quienes lo ven. En resumen, buscan manifestaciones sádicas entre quienes participan en la conversación y quien lo compartió originalmente.

 

Estas manifestaciones son de varios tipos. Por un lado, comentarios mostrando agrado sobre lo que se está viendo (“me encanta ver sufrir a los animales”). Por otro lado, comentarios que celebran la violencia que se está viendo.

 

Asimismo, en el caso de imágenes de abortos se permiten siempre y cuando no haya desnudos. Esto seguramente será motivo de debate entre los propios moderadores y los usuarios de la red social.

 

Lo que no entra dentro de esta categoría se enmarca en tres grupos: opinar sobre un hecho violento acaecido a una figura pública (por ejemplo, la ejecución de un dictador), el apoyo a la pena de muerte o alegrarse del fallecimiento de un criminal condenado a la pena capital.

 

En lo que se refiere a la crueldad contra los animales, Facebook permite fotos y videos que la documenten siempre y cuando sean para concienciar. En lo que sí se hace especial hincapié es añadir protecciones a las imágenes para intentar no herir la sensibilidad de los usuarios.

 

Dentro de estas imágenes que se protegen se encuentran fotos o videos de mutilación de animales, así como fotos de uso de violencia repetida e indiscriminada contra cualquier animal.

En lo que respecta a los actos violentos contra menores, aquí se enmarcarían videos o fotos en los que un menor sufre abusos físicos o psicológicos de forma repetida por parte de adultos. También se considera como abuso de menores que aparezcan fumando tabaco o cualquier otra sustancia.

 

Nada de porno-revancha

 

Facebook objeta cualquier tipo de “revenge porn”. Puede definirse este fenómeno como el acto de distribuir, sin permiso de la víctima que lo protagoniza, una fotografía o un video de carácter íntimo.

 

De acuerdo con las guías de Facebook, el contenido clasificado como porno-revancha debe de cumplir con estas premisas: las imágenes se tomaron en un entorno privado; la persona que aparece en ellas está desnuda, prácticamente desnuda o realizando una actividad sexual; la imagen se publicó sin consentimiento por tratarse de un contexto en el que alguien quiere vengarse de una expareja, o si la publicación se realiza mediante medios de comunicación que difunden la historia.

 

Sólo desnudos históricos

 

De acuerdo con lo publicado por The Guardian, los desnudos de adultos se permiten siempre y cuando sirvan para ilustrar hechos históricos, como podría ser la vida dentro de los campos de concentración, o hechos específicos de guerras recogidas en los libros de Historia.

 

Así, imágenes que muestren el deterioro de un cuerpo humano en el contexto del Holocausto son perfectamente publicables. La famosa foto de la Guerra de Vietnam en la que los niños huyen de un ataque con napalm, que fue motivo de crítica y debate hace un tiempo, también estaría permitida.

 

Autolesión

 

Tal y como se recogió en The Facebook Files, la red social no censurará imágenes en las que una persona se autolesione. Al parecer, la intención tras esta decisión es que no se quiere censurar a personas que están pasando por una situación delicada.

 

Según surge de Facebook, se quiere mostrar a las personas con este tipo de problemas que tienen apoyo en el mundo real. Lo que sí van a intentar censurar es la retransmisión en directo de muertes, para que no vuelvan a producirse hechos como el asesinato de un hombre que se pudo ver en Facebook Live.

 

Discurso del odio

 

En Alemania ya se tomaron medidas para eliminar el discurso del odio de Facebook. El gobierno teutón apretó mucho las tuercas al gigante social, que quiere evitar a toda costa el convertirse en un foro del odio.

 

Por esa razón, todos los videos, imágenes o declaraciones que inciten al discurso del odio serán eliminados por el equipo de moderación de la red social.

Dejanos tu comentario...

Martes 25 de Julio de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios