Política
10-05-2017
Una campaña con candidatos enmascarados
Los principales partidos políticos de la provincia empezaron a moverse para cerrar acuerdos y candidatos durante el próximo mes con la mira en las elecciones 2017. Hay dirigentes con intenciones de medirse y otros que no quieren aparecer para resguardar los votos que consiguieron hace dos años.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Orlando Chircaz | Cruz del Sur

 

Los diversos partidos políticos de la provincia de Santa Fe empezaron a moverse de cara a los comicios de este año, en una estrategia que tiene como finalidad llegar lo mejor posicionados posibles para 2019. Hay trabajando desde radicales macristas que buscan llegar a la Casa Gris, hasta Omar Perotti tratando de mellar al socialismo a través de sus dirigentes de confianza.


El PRO, en tanto, tiene un claro mensaje del Presidente de la Nación que estuvo en la ciudad de Santa Fe la semana pasada: hay que conseguir la mayor cantidad de diputados nacionales, ahora. Mauricio Macri les recalcó que no es el tiempo para buscar un candidato a gobernador, que eso devendrá en función de las capacidades políticas y electorales de todos los integrantes de Cambiemos.


A su vez, el socialismo se prepara para su congreso partidario y apuesta sus fichas a revitalizar el Frente Progresista con figuras que posiblemente sea la primera vez que se midan en las urnas, más allá de que cuenten con mucha experiencia en gestión. Los radicales de NEO, el partido SI y Pares van a compartir el trabajo electoral y la boleta. Se podrían sumar movimientos sociales.


Por lo pronto, a principios de mayo se publicó el padrón provisorio, el 15 de mayo es la fecha límite para efectuar la convocatoria a las Paso y, cuatro días después, el fin del plazo para efectuar reclamos de electores sobre sus datos y solicitar eliminación de fallecidos. El 14 de junio es el tope del plazo para solicitar reconocimiento de alianzas transitorias y confederaciones de partidos.


Hasta ese día hay chances de todo tipo de movimientos, tanto internos como de conversaciones transversales que tienen los partidos. Eso sí, las conducciones de los diferentes frentes quieren evitar las internas porque ello supone un mayor gasto (económico y político) y posibles heridos. Los radicales no saben qué hacer con Jorge Boasso; el PJ, con Agustín Rossi, y el PRO, con Gisela Scaglia.


Respecto de los radicales amarillos, el intendente santafesino y presidente del partido a nivel nacional, José Corral, anunció que no será candidato y cumplirá su mandato en la ciudad. Públicamente fue el presidente Mauricio Macri el que lo confirmó durante la conferencia de prensa de la inauguración del Metrobus. Mezclar Estado, gobierno y partidos es una práctica que no los sonrojó.


Una carta fuerte que juega Corral es la de Mario Barletta como cabeza de lista. El PRO lo quiere a Luciano Laspina para ese lugar y en el segundo casillero a una mujer: podría ser Lucila Lehmann, del Espacio Carrió. Las conversaciones recién arrancan y apuntan a ser complicadas, pero en donde todos coinciden es que el concejal rosarino Jorge Boasso tiene que bajarse. Está librada una lucha de egos.


En relación al PRO, específicamente, la diputada Gisela Scaglia quiere repetir en el Congreso de la Nación pero hay varios escollos. Su pelea con un cura de San Javier cayó muy mal dentro de Cambiemos, Espacio Carrió y hasta el partido FE (de Momo Venegas) ya pidieron el cupo femenino. Todo ello, sumado a si hay lista unidad con el radicalismo de Corral.


En cuanto al socialismo, hay dos posibilidades concretas que el gobierno provincial está midiendo: los ministros de la Producción, Luis Contigiani, y de Educación, Claudia Balagué. El cupo femenino también es un tema interesante que deberá resolver lo que queda del Frente Progresista, porque los radicales de NEO (Fascendini, Pullaro, Genesini) van a proponer a un hombre para la lista.

 

Las movidas de Perotti

 

Dentro del PJ local hoy se libran algunas batallas de escritorios para ver quién suma más voluntades y, de paso, vacía de dirigentes a sus potenciales contrincantes. Los que más rápido reaccionaron fueron los senadores, que tienen línea directa con intendentes, jefes comunales y algunos sindicatos. Quieren que la lista de candidatos a diputados nacionales la encabece la jueza de Rosario Alejandra Rodenas.


La magistrada tiene también un tibio visto bueno de Omar Perotti. El rafaelino, fiel a su estilo moderado y calculador, no quiere jugar fuerte en estos comicios para evitar que algún revés electoral lo convierta en el padre de una derrota. El legislador nacional pretende llegar sin golpes ni heridas a 2019 y parece difícil que se saque una foto con candidatos nacionales.


Sin embargo, la figura de Rodenas le resulta funcional a Omar Perotti. Sabe que otro justicialista con poder de fuego, como Agustín Rossi, tiene un buen piso electoral en la ciudad de Rosario y si el exministro de Defensa de la Nación sale airoso de las Paso de este año volverá a tener aire político. El rafaelino espera una candidatura a gobernador por aclamación; que nadie se interponga.


No parece una empresa sencilla la que tiene por delante el senador nacional. El kirchnerismo, incluso aquellos que no ven a Rossi como un postulante adecuado, están convencidos de que Perotti acordó con Macri el apoyo a leyes complejas que necesita Cambiemos. El Presidente nunca desmintió que lo quiere al rafaelino como su candidato a la gobernación en 2019.


Mientras tanto, Perotti mandó a sus dirigentes de mayor confianza a horadar todo lo que puedan al gobernador y al socialismo. La polémica licitación de la autopista Santa Fe-Rosario lo tuvo al diputado Roberto Mirabella como el principal vocero de la oposición, que quirúrgicamente empezó a salir del ostracismo para tener más tiempo en los medios y levantar su muy bajo perfil político.


Lo mismo ocurre con el senador del departamento Castellanos, Alcides Calvo, quien presentó un proyecto en la Legislatura para Comisión Bicameral Investigadora y de Seguimiento de las Obras Hidráulicas y Viales. El objetivo es determinar fehacientemente que hubo “falta de prevención y planificación en todos estos años” de gobiernos de Hermes Binner, Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz.


“Esta comisión investigará en relación al Plan Maestro del Gobierno Provincial elaborado en estos últimos ocho años sobre todas las cuencas fluviales santafesinas que permitieran prevenir y atenuar el perjuicio de las reiteradas inundaciones, y también, sobre la subejecución desde el año 2008 de partidas presupuestarias de inversión pública”, dice el proyecto con claro tiene político electoral.


Mucha de la información planteada ya fue solicitada en diversos pedidos de informes, y se contestaron. Pero el momento amerita volver sobre el tema, buscar responsables y publicarlos, no desde una perspectiva técnica sino –fundamentalmente– política. Comenzó la campaña electoral en la provincia de Santa Fe y la Legislatura ya muestra las primeras tensiones.

Dejanos tu comentario...

Sábado 24 de Junio de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto