Economía
05-05-2017
Se mantiene la caída en las ventas
En quince meses de gobierno, los números se superan. De acuerdo a un informe de la Cámara de la Mediana Empresa –que mantiene su confianza en Cambiemos–, en abril último los comercios minoristas vendieron 3,8% menos que igual mes de 2016. En muchos casos se debe al éxodo de consumidores a ciudades de frontera en Chile y Paraguay.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Las ventas en los comercios minoristas en abril cayeron un 3,8% respecto a igual mes de 2016. Desde que comenzó el régimen de Cambiemos, todos los meses fueron trajeron caídas. La registrada en lo que va de 2017 se acumula con la de 6,6% que tuvo lugar el año pasado respecto de 2015.

 

Los datos y la nota parecen repetirse, pero corresponden al último informe (03/05/2017) en el sitio de la Came (Cámara Argentina de la Mediana Empresa, Redcame.org.ar), donde se lee: “Afectadas por las provincias de frontera, las ventas minoristas cayeron 3,8 %”.

 

Durante abril –de acuerdo a la circular de Came– las cantidades vendidas por los comercios finalizaron en baja frente a igual mes del año pasado y el declive promedio en 2017 acumula 3,7 %. “Las provincias lindantes con Chile y Paraguay otra vez se vieron perjudicadas por las compras en el exterior”, sostuvo el presidente de CAME, Fabián Tarrío.

 

El comercio minorista argentino registró bajas en todos y cada uno de sus rubros. Los derrumbes más profundos se registraron en Joyerías y relojerías (-6,2%) y Marroquinería (-6,1%). La caída acumulada en el primer cuatrimestre del año alcanza el 3,7%.

 

Si hay brotes verdes, el mercado interno no lo nota ni de lejos. “Es tanta la malaria –analiza el semanario santafesino Pausa.com.ar– que la Confederación Argentina de la Mediana Empresa –que celebra cada ‘error’ del gobierno con candorosa o masoquista esperanza– pinta un perfecto cuadro costumbrista cuando refiere a la nueva caída en el consumo de comida: ‘Los almacenes chicos se vieron favorecidos por el mayor control de gastos de las familias, que acudieron con más frecuencia a realizar compras de menor cantidad, y eso le quitó algo de público a los supermercados. Las segundas y terceras marcas fueron muy buscadas, y comestibles como pastas secas y arroz, tuvieron mejor demanda que productos frescos como la carne’”.

 

“Por el boom de argentinos que cruza la cordillera para realizar compras de todo tipo se generaron 5.000 puestos de trabajo en la región de Coquimbo, Chile”, informa Came.

Dejanos tu comentario...

Martes 22 de Agosto de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto