Provincia
19-04-2017
El fuero que más trabajo genera

La justicia laboral acumula unas siete mil causas en cada uno de los diez juzgados que tiene, desde donde reclamaron más personal e inversión. El ministro de Justicia Ricardo Silberstein adelantó que en un plazo no más de dos meses el gobernador Lifschitz hará pública una modificación profunda al sistema.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal


Carina Ortiz | Cruz del Sur


La existencia de un colapso en la Justicia del Trabajo no es un hecho nuevo. Ya en 2010 la Cámara Laboral exteriorizó la difícil situación que atravesaba el fuero. En 2011 los jueces cerraron el año con 3.210 demandas laborales cada uno que, sumadas a las causas en trámite, ascendían a unos 7 mil expedientes por magistrado. Si bien tras ello se creó un nuevo juzgado –ahora son 10– solo fue un paliativo. Hoy ese despacho maneja el mismo número de causas que el resto de los juzgados. En 2015 ingresaron 21.608 causas, en 2016 fueron 22.408 y en lo que va del año el número asciende a 4.760 expedientes. En promedio, un juicio lleva unos cuatro años de trámite y la primera audiencia del juicio se está fijando entre 8 meses y un año después de la contestación de la demanda. En noviembre pasado se llevó adelante una histórica manifestación en las escalinatas de Tribunales, donde confluyeron magistrados, abogados y trabajadores del ámbito laboral para exteriorizar esta problemática.


El lunes último, en el acto de apertura del año judicial, el presidente de la Corte Suprema de Justicia provincial, Daniel Erbeta, sostuvo que se crearon 10 secretarías para conciliaciones como forma de paliar la situación, aunque subrayó la necesidad de buscar una solución de fondo. Finalizado el acto, el Ministro de Justicia Ricardo Silberstein adelantó que en no más de dos meses el gobernador dará a conocer una modificación profunda del sistema.


Década


Ya en 2010 se buscaban soluciones, el entonces ministro de Justicia Héctor Superti había propuesto nombrar un juez más por juzgado y darle mayor potestad al secretario y prosecretario. También, crear una figura de relator. En ese entonces los magistrados fueron escépticos y no se equivocaron, esa solución nunca llegó.


La dificultad del fuero laboral se viene arrastrando hace más de una década en la que han pasado varios gobiernos, pero en este último tiempo la situación se volvió desesperante. El sistema laboral está sostenido por un puñado de jueces, secretarios y empleados, lo que fue reforzado con pasantes –cuya remuneración no supera los 2500 pesos, según sostuvo una fuente judicial– y practicantes ad honorem que ayudan al mantenimiento del sistema.


Audiencia de trámite


El Código Procesal Laboral fija la presencia del juez como primordial en el desarrollo del juicio. El artículo 51 del Código habla de la audiencia de trámite, que se realiza una vez trabada la “litis”, es decir, presentada y contestada la demanda. Este encuentro del juez y las partes, está fijado para que se realice en un plazo no mayor a 30 días, aunque en la práctica es imposible cumplirlo. Este tipo de audiencias deben esperar entre 8 meses y un año para llevarse a cabo. La norma señala que el juez debe tomarlas personalmente bajo sanción de nulidad y en ella el magistrado tiene la facultad de conciliar, simplificar las cuestiones que son eje de conflicto, aclarar errores, disminuir la actividad probatoria; es una herramienta importante para descomprimir el litigio y economizar el proceso.


Lucha del fuero


Desde el fuero laboral vienen expresando desde hace años la necesidad de un aumento en la estructura y una mayor inversión en el ámbito que contribuya a encontrar soluciones de fondo. En noviembre pasado, tuvo lugar una manifestación inédita que fue convocada por la Asociación de Abogados Laboralistas de Rosario “en defensa de la Justicia y el derecho del trabajo”. Esta convocatoria contó con la participación del gremio judicial y los magistrados del fuero, incluidos los de la Cámara Laboral. En aquella manifestación los oradores solicitaron soluciones reales y sustentables ya que alertaron que además del desgaste de recursos humanos hay un riesgo cierto de vulnerar el derecho de acceso a la justicia del trabajador, ya que cada magistrado actualmente tiene a su cargo alrededor de 10 mil causas.


Desde el ámbito judicial buscan herramientas aunque es indispensable una modificación de fondo que cuente con partida presupuestaria. De las 21.608 causas que ingresaron en 2015, 11.958 expedientes tienen por objeto enfermedades o accidentes laborales y 5.187 corresponden a planteos por cobro de dinero. Esos números se repiten en 2016. De 22.408 causas, 13.004 son por enfermedades o accidentes laborales y 4.819 por cobro de pesos. Tendencia que se mantiene este año: del 1 de febrero al 11 de abril ingresaron 4.760 demandas; de ellas, 2.631 son expedientes por enfermedades o accidentes laborales y 1.153 por cobro de dinero. Los funcionarios judiciales se encuentran al máximo de sus esfuerzos. A pesar de ello, dictan entre 25 y 30 sentencias por mes, aunque esa respuesta no alcanza.


En la ceremonia de apertura del año judicial, Erbeta reconoció el esfuerzo de los jueces laborales, y en especial los rosarinos, por la particular carga de trabajo que sostienen. Ante ello, el ministro explicó que la Corte dispuso una reasignación de funciones en sus recursos humanos. Con ello se amplió la estructura del fuero laboral creando 10 nuevas secretarias, una por cada juzgado, afectadas al cumplimiento de las audiencias de conciliación –cinco de ellos entraron en funciones el lunes pasado– y aclaró que a pesar del impacto positivo de la medida creen en la necesidad de repensar toda la estructura de la Justicia laboral: “Hemos logrado un paliativo a problemas puntuales como la toma de la audiencia pero sabemos que no vamos a resolver el problema de los tiempos procesales en una área de tanta sensibilidad como el que afecta al fuero laboral”, refirió. Consideración a la que sumó: “Somos conscientes de la problemática y compartimos la preocupación con el ministro de Justicia –Ricardo Silberstein– que está abierto al diálogo”.


Si bien en noviembre pasado Silberstein sostuvo que enviaría un proyecto para la creación de tres juzgados, el lunes abordó el tema y expresó: “Más allá de pensar en cargos, nosotros estamos pensando en una modificación más profunda del sistema”, y adelantó que en los próximos 30 o 60 días el gobernador lo va a hacer público.


Si bien todos los actores del sistema se encolumnaron en la necesidad de un cambio general e integral del fuero laboral, hay una mirada intensa sobre lo que hará el gobierno con la ley de accidentes laborales –representan el 50 por ciento de las causas que ingresan por año–, si adhiere o no a dicha norma y en que condición, ya que, en caso de adherirse, esa decisión implicará una nueva carga de trabajo para el fuero, explicó una fuente judicial.

Dejanos tu comentario...

Jueves 23 de Noviembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto