Cultura
13-04-2017
“Se quieren quedar con el fondo de fomento del cine”

El cineasta rosarino Gustavo Postiglione cargó contra la decisión del gobierno nacional de echar al titular del INCAA, Alejandro Cacetta, e indicó que está en juego el financiamiento de la industria fílmica: “Si se quedan con el fondo, el cine nacional se muere”, dijo el director de El Asadito. Además, describió al nuevo presidente del organismo como “un CEO funcional”  

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Redacción Cruz del Sur

 

 

Después de que el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, confirmara el alejamiento de Alejandro Cacetta como presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y oficializara a Ralph Haiek, su actual vicepresidente, como el nuevo titular, hubo múltiples repercusiones en el ámbito de la cultura. Incluso provocó la ira de Juan José Campanella: "No hay una persona en la industria del cine, ni una, que tenga dudas sobre la honestidad de Alejandro Cacetta. Horrible y torpe opereta", expresó.

 

También se pronunció en ese sentido Gustavo Postiglione en charla con Cruz del Sur. El cineasta rosarino, quien fue hasta hace unos meses consultor del Incaa, opinó sobre el desplazamiento de Cacetta y expresó que obedece al deseo del gobierno de quedarse con los fondos autárquicos que recibe el Incaa, lo que desfinanciaría al cine nacional.  

 

“Con el despido de Cacetta hay dos cosas de fondo: lo que se dicen internamente es que lo desplazan porque no echó a todos los peronistas que debería haber echado dentro del Incaa. Y lo más fuerte en términos reales, es que esta gente (la del gobierno) quiere ir por parte del fondo de fomento. Lo anunciaron de alguna manera cuando la consultora Fiel –una empresa liberal a la que acude con frecuencia el ministro Nicolás Dujovne–, recomendaba sacar el 10% de las entradas de cine que van al fondo de fomento. Ese es un fondo propio del cine, si se lo sacás a la entrada no va a costar más barata, sino que esa plata en lugar de ir al cine nacional se va a los dueños de los cines”, dijo.

 

El director de “El asadito” fue mucho más profundo y apocalíptico: “Lo más grave es que la mayor cantidad de dinero que va al fondo de fomento viene de lo que los canales de televisión aportan por la pauta publicitaria. Es así por ley. Antes lo administraba el Comfer y luego la Afsca –disuelto por este gobierno ni bien comenzó–. En apariencia, quieren quedarse con ese dinero. Si se lo quedan, el cine argentino desaparece directamente; desfinanciás las películas, dejás sin trabajo a los técnicos, a los actores, a las productoras y olvidate de que haya cine nacional, porque el 70-80% de las películas se financian con ese fondo”, explicó.

 

Consultado sobre el funcionamiento del Incaa bajo la órbita de Cacetta, Postiglione indicó: “Funcionaba bien. Largaron concursos para producción, vos entrabas a la página y tenías concursos de cortometrajes, de ópera prima, de documentales, serie web y convocatorias para presentar proyectos. Yo, hasta la semana pasada formé parte de un comité para clasificar proyectos del Incaa. Esos comités no los integra gente del organismo sino las entidades que forman el consejo asesor: directores, productores, técnicos, sindicatos, más los representantes regionales de cultura del país que son los que deciden quiénes van a ser los jurados. Y es totalmente limpio. Aprobamos doce o trece proyectos y, en paralelo, otro comité aprobó otros proyectos. Son todos representantes del sector. Eso funciona bien. No responde a ningún gobierno y garantiza que lo que salga esté despojado de elementos políticos.

 

Además, el guionista y director de “La Peli” describió las características del desplazado titular del organismo: “Cacetta era gerente de Patagonik, viene de la industria del cine, que es lo más interesante porque no va a ir en contra del laburo que él hace y va a seguir haciendo cuando deje su puesto. No es como los gerentes de empresas puestos a manejar el país”. Y agregó: “El tipo tiene que responder al sector al que pertenece y eso te da cierta garantía de que no va a ir en contra de ciertas pautas como las que impone la ley de cine. Nadie se atrevió jamás a ponerlo en duda. El cine tiene ingresos propios, autárquicos que ni siquiera dependen del presupuesto nacional”, dijo. Finalmente, indicó: “Es un tipo que había llegado ahí con el consenso de la  industria. Los que llegan al Incaa, en general, tienen que tener ese consenso, más allá de que lo nombre el gobierno. Siempre ha sido así, salvo en algún caso con Menem y Julio Maharbiz. Con la ley de cine no podría gobernar el Incaa si no tiene el apoyo de los sectores.

 

Por el contrario, Postiglione no tiene la misma visión positiva respecto del sucesor de Cacetta, Ralph Haiek, quien para el cineasta cumple más con los requisitos de un ceo: “Viene de la industria del entretenimiento, de los videojuegos, del streaming y de haber creado MuchMusic. Es un CEO. Su vinculación con el cine es coyuntural, a lo sumo tiene una vinculación con el universo audiovisual. Por eso su relación en el Incaa tenía más que ver con lo digital, la televisión y esas cosas. Creo que es un tipo más funcional al concepto gerencial que Cacetta, quien venía del cine, que es productor de Cine y entiende muy bien sus necesidades. Entiendo que Haiek va a ser más funcional a esta política de cierta efectividad y poca sensibilidad.

 

Dejanos tu comentario...

Jueves 20 de Julio de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto