Mundo
16-03-2017
Un atentado en la sede del FMI dejó como saldo un herido

Un paquete bomba explotó en la sede del organismo internacional en París. Una persona resultó con lesiones leves al abrir el paquete. Las fuerzas de seguridad del lugar investigan cómo pudo un sobre llegar a un lugar de tantas restricciones.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Un paquete bomba provocó un tremendo susto y dejó como saldo un herido leve en la sede del Fondo Monetario Internacional en París. Una persona sufrió heridas leves al abrir un sobre que contenía una sustancia explosiva, según informó la policía de la capital francesa. El suceso se produjo en el edificio que el FMI comparte con el Banco Mundial en el distrito XVI de París.

 

"Una operación está en curso por una persona herida por un paquete sospechoso que, según la información preliminar, contenía un artefacto de pirotecnia", dijo un vocero de la policía, citado por la cadena Bmftv.

 

El hecho ocurrió un día después del hallazgo de un paquete explosivo en las oficinas del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble, en Berlín, cuyo envío fue reivindicado hoy por un grupo extremista griego.

 

La policía alemana dijo que el paquete contenía una mezcla de explosivos y que estaba armado de tal forma que provocara heridas severas a quien lo abriera.

 

El Ministerio del Interior de Grecia afirmó que el paquete tenía una estampilla griega y un remitente falso, un diputado del partido conservador griego Nueva Democracia (ND).

 

Una investigación fue abierta en Grecia sobre cómo fue posible que el sobre pasara por los controles de seguridad griegos y pudiera salir del país.

 

El envío del sobre contra Schauble fue reivindicado por la organización extremista Conspiración de los Núcleos del Fuego, que ha cometido, desde su aparición en 2008, decenas de atentados con bomba en Grecia.

 

En un comunicado en su página web, el grupo no explicó los motivos de haber elegido al ministro alemán, aunque añadió que daría más detalles en una nota posterior.

 

Alemania y el FMI son acreedores internacionales de la endeudada Grecia, a la que han obligado a aplicar duros ajustes desde 2010 a cambio de varios rescates financieros.

 

En 2010, el grupo griego envió 14 paquetes explosivos dirigidos, entre otros, a la canciller alemana, Angela Merkel; al presidente francés, Nicolas Sarkozy, y al primer ministro, Silvio Berlusconi.

 

Los restantes paquetes los envió a embajadas extranjeras en Atenas y a las sedes de Europol y de Eurojust.

 

La organización se enorgullece de haber creado, junto a la organización extremista italiana FAI, una red "de núcleos de conspiración en decenas de países".

 

Al grupo se le consideraba como desarticulado, pues más de una veintena de sus miembros cumplen condenas en distintas cárceles griegas, tras varias olas de detenciones entre 2010 y 2014.

 

La organización reapareció en octubre de 2016, con la colocación de un artefacto ante el edificio donde reside una fiscal del Tribunal de Apelaciones de Atenas.

 

En su posterior comunicado, el grupo anunció una campaña de atentados que denominó "plan Némesis".

 

Dejanos tu comentario...

Martes 25 de Abril de 2017
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto