Sociedad
22-02-2017
Corrientes, un portal para el yuyo verde

La Justicia federal desbarató una organización narco asentada en la localidad de Itatí a la que le atribuye alimentar con marihuana a bandas de siete provincias, incluida la de Los Monos. Cayeron presos la hija del intendente y el hermano del titular del Concejo.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Alberto Carpintero |Cruz del Sur


La presunción de que el avance narco, en un contexto prohibicionista global, sólo es posible con la connivencia de despachos oficiales, lo que va mucho más allá de las fuerzas policiales, parece confirmarse a medida que pasan los años, especialmente en provincias que por su ubicación geográfica están ubicadas estratégicamente en alguno de los puntos de las rutas de la droga. En el caso de la marihuana, Corrientes volvió a quedar esta semana en la mira por un nuevo caso que involucra a autoridades políticas. Incluso el Ministerio de Seguridad de la Nación habló oficialmente de “narcopolítica” a ser detenida la hija del intendente de la localidad de Itatí y un hermano del presidente del Concejo local, sin contar que, Luis Saucedo, el sindicado jefe de la banda acusada de contrabandear cannabis desde el Paraguay, es un empleado de la Municipalidad, la que fue allanada.


Todo sucedió a pocas semanas de que el gobernador Arturo Colombi protagonizara un recordado sainete en la ciudad de Goya tras la desarticulación de otra gavilla por parte de la Justicia federal y la Policía antinarcóticos santafesina. Según informó el Ministerio Público de la Acusación nacional, la organización de Saucedo distribuía marihuana a siete provincias, incluida Santa Fe, a partir de su contacto con la banda de los Monos.


El miércoles de la semana pasada, cuatro allanamientos simultáneos pusieron el foco de la prensa nacional en Itatí, localidad de unos 8 mil habitantes ubicada en la ribera del Paraná, separada de Paraguay por unos tres mil metros, en una zona de islas. Después de un semestre de investigación de la Fiscalía de la capital correntina con la Procuraduría de Narcocriminalidad, con auxilio de Gendarmería, la pesquisa dio por desbaratada una banda cuyo liderazgo se atribuye a Luis “Gordo” Saucedo, un empleado municipal que eludió el operativo ordenado por el juez federal Carlos Soto Dávila y quien cuenta con pedido de captura nacional e internacional.


Quedaron presos Mariela Terán, hija del intendente Roger Terán, y su marido Ricardo Piris, quienes fueron indagados por comercialización de estupefacientes y también por lavado de activos. Es que a los sospechosos les incautaron 26 vehículos, muchos de ellos de alta gama, y una embarcación, además de detectarles gran cantidad de inmuebles.


Tras la detención de su hija el intendente dijo que en realidad él estaba distanciado de ella, quien había elegido un camino que su familia no compartía algunos años atrás. El mismo Roger Terán había afirmado en mayo pasado que Itatí sólo era un lugar de paso de la marihuana paraguaya y había acusado a la prensa de “sobredimensionar” el problema del narcotráfico. Según el Ministerio de Seguridad de la Nación, allí fueron incautadas ocho toneladas de cannabis desde el inicio de la gestión Cambiemos, de un total de 38 toneladas secuestradas en territorio correntino en el mismo lapso.


Según describieron ante Soto Dávila en noviembre pasado los fiscales Diego Iglesias (titular de la Procunar), Melina Perborell y Carlos Schaefer, hicieron un rastreo de expedientes desde 2014 en distintas jurisdicciones que llevaron por común denominador Itatí, a partir de su ubicación estratégica en la importación de marihuana, y así pidieron la acumulación de las causas.


Itinerario cannábico


“Provenientes de la República de Paraguay, los voluminosos cargamentos de material estupefaciente hallados en el marco de las diversas investigaciones analizadas, sumado al hecho de que estos narcóticos tenían como destino importantes centros urbanos ubicados en las provincias de Tucumán, Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Chaco, Buenos Aires, e incluso la Capital Federal, dan cuenta de la magnitud de esta problemática en la zona estudiada”, describieron.


Según los fiscales, existen al menos tres importantes organizaciones criminales dedicadas a este negocio y conectadas entre sí, una de ellas liderada por el mencionado Saucedo. De acuerdo con medios correntinos, el resto está bajo el mando de Carlos “Cachito” Bareiro y Federico “Morenita” Marín.


Camino a Rosario


Según la Fiscalía, en una primera fase el material estupefaciente era ingresado desde Paraguay y, posteriormente, se lo distribuía desde Itatí hacia distintos puntos. Para ello, tenía una ruta de distribución que iba desde la mencionada comuna correntina hasta Rosario, específicamente a través de una operatoria que incluye a la banda de los Monos.


De acuerdo con la pesquisa, la relación fue detectada en el expediente conocido como Los Patrones, instruido por el juez federal de Rosario Marcelo Bailaque. En noviembre de 2015 fue desarticulada una célula de los Monos liderada por Ariel “Guille” Cantero. Hubo entonces más de 40 allanamientos, con el secuestro en Chaco y Corrientes de 700 kilos de marihuana y, en Rosario, de 5 kilos de cocaína.


De acuerdo con el fallo por el cual Bailaque procesó a 23 personas, Guille Cantero y Jorge Chamorro lideraban la banda desde la cárcel de Piñero, donde estaban detenidos por causas ante el tribunal provincial (ahora están presos en Coronda tras un paso por prisiones federales del sur del país y el penal de Ezeiza). En noviembre pasado fue detenido en Corrientes Elías Sánchez, conocido como Patrón, Paraguayo o Rata.


Según una escucha este sospechoso (quien enfrenta causas en las jurisdicciones federales de Corrientes y Campana), fue quien acordó con otro de los investigados hacer una bajada de marihuana hacia Rosario, donde intercambiaba cannabis por cocaína o vehículos con el clan Cantero.


De acuerdo con el diario La Nación, tres de los vehículos incautados la semana pasada en Itatí fueron adquiridos en Rosario, donde vive un hermano del Gordo, Cirilo Saucedo, quien también se mantiene como fugitivo. Uno de ellos es un BMW cuyo boleto de compraventa estaba a nombre de Elías Sánchez y que el propio Saucedo se presentó a recuperar luego de que fuera demorado por la Policía correntina en marzo de 2014.


Algunos meses más tarde, en octubre, un VW New Beetle fue hallado con marihuana cerca de Itatí tras una persecución efectuada por gendarmes. Mariela Terán denunció que se lo habían robado más temprano. Aunque al principio fue aceptada como querellante, más tarde fue apartada a pedido de la Fiscalía.


Otra investigación iniciada en febrero pasado produjo anteayer otra noticia resonante: Hernán Aquino, hermano del titular del Concejo Deliberante de Itatí, fue detenido por Prefectura en flagrancia mientras transportaba 521 kilos de marihuana, cerca de la localidad de Loreto.

Dejanos tu comentario...

Lunes 27 de Marzo de 2017
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto