Mundo
26-01-2017
Trump cierra Estados unidos a musulmanes y refugiados
Tras firmar un decreto para construir un muro en la frontera con México, el presidente norteamericano firmará hoy otro que suspende el ingreso al país de ciudadanos de siete países musulmanes (Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen) y de refugiados de guerra.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se dispone a proseguir su ofensiva contra la migración con la suspensión de la entrada de ciudadanos de siete países musulmanes y la admisión de refugiados.


Después de haber firmado el miércoles un decreto sobre su medida clave para la construcción de un muro en la frontera con México, Donald Trump podría firmar otro, quizás este jueves, que bloquearía durante un mes la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de siete países musulmanes: Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.


Este proyecto de decreto presidencial, difundido el miércoles por la noche por el diario The Washington Post, se llama "Proteger la nación de ataques terroristas por los extranjeros" y también prevé suspender durante cuatro meses la admisión de refugiados procedentes de países en guerra.


De los millones de sirios que han huido de su país en guerra, solo 10.000 han sido aceptados en Estados Unidos en 2016. Con este proyecto, su entrada estaría totalmente prohibida.


Adelante con el muro


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este miércoles un decreto para dar inicio a la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México, y además congeló fondos para ciudades que se niegan a detener y deportar inmigrantes en situación irregular.


"Una nación sin fronteras no es una nación", dijo Trump. Y agregó: "El secretario de Seguridad Interna, trabajando en conjunto conmigo y mi equipo, comenzará de inmediato la construcción de un muro en la frontera. Lo necesitamos mucho".


La construcción del muro constituye una de las más polémicas propuestas de la campaña electoral de Trump, quien insiste en que de alguna forma México pagará por la obra.


Algunos tramos de la frontera ya están cercados, pero Trump afirma que se necesita un muro en toda su extensión -3.200 kilómetros- para detener el flujo de inmigrantes ilegales procedentes de América Latina.


Los expertos han expresado dudas de que un muro pueda acabar con la inmigración o si vale la pena gastar miles de millones de dólares en un muro cuando hay métodos más baratos, como la vigilancia electrónica, para alcanzar similares resultados.


Pero el muro fronterizo se ha convertido en el toque de clarín para la derecha y extrema derecha de Estados Unidos, la base de apoyo a Trump.

Dejanos tu comentario...

Martes 25 de Abril de 2017
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto