Espectáculo
23-02-2015
Birdman fue el gran ganador de la entrega de los Oscar

El filme del mexicano Alejandro González Iñarritú consiguió se coronó como la mejor película para la Academia de Hollywood. Entre las cuatro estatuillas que obtuvo se encuentra la de mejor guión, mérito de los argentinos Armando Bó y Nicolás Giacobone. La película polaca "Ida" dejó a la argentina "Relatos Salvajes" sin el tercer galardón para el país en el rubro mejor film extranjero.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

La película del realizador de "Amores perros" y "Babel" había llegado a la gala del Dolby Theatre como una de las favoritas, pero tenía fuertes competidoras en "El Gran Hotel Budapest", la añorable cinta de Wes Anderson, que recibió cuatro estatuillas, aunque en categorías técnicas, y "Boyhood", el bello experimento cinematográfico de Richard Linklater, que de sus seis nominaciones solo se llevó el Oscar como Mejor Actriz de Reparto, que le correspondió a Patricia Arquette.

 

"Birdman" ganó en las dos categorías principales: Mejor Película y Mejor Director, además de quedarse con los premios de Guión Original y Mejor Fotografía por el trabajo del también mexicano Emmanuel Lubezki, que con esta gana su segunda estatuilla consecutiva, luego que la que obtuvo en 2014 por su trabajo en "Gravity", de Alfonso Cuarón.

 

Filmada queriendo dar la idea de un único y extenso plano secuencia y con una cámara que parece flotar entre los pequeños pasillos y las bambalinas de un teatro de Broadway, así como volar en la calle, "Birdman" es una reflexión sobre la industria del espectáculo norteamericano al enfrentar los códigos de Broadway y Hollywood y poner el acento en la crisis que atraviesa un actor de éxito retirado tiempo atrás que decide volver con una arriesgada puesta teatral.

 

El conflicto de egos, la simulación y la apariencia, el valor del arte y la popularidad son algunas de las líneas que atraviesa el filme, con una fuerte apuesta por lo teatral y que toma el cuento de Raymond Carver "De qué hablamos cuando hablamos de amor" para montar una pieza que un antiguo actor de películas de superhéroes protagoniza y dirige en un emblemático teatro de Broadway.

 

Michael Keaton, Emma Stone, Edward Norton (los tres nominados en categorías actorales), Naomí Watts y Andrea Riseborough integran el elenco del filme que se llevó los principales lauros de la 87ma gala de los Oscar.

 

"Es una película que tiene distintas y numerosas capas y donde aparecen muchas cosas para valorar", aseguró en charla exclusiva con Télam en Los Ángeles Armando Bó sobre el filme y el guión que compuso en colaboración.

 

Bo destacó que lo más impactante de "Birdman" “fueron los riesgos y el coraje de las decisiones que tomó el director, porque el resultado es una película diferente, desde la realización hasta el trabajo de guión”.

 

Al tiempo que, en una clara analogía futbolera, calificó que "trabajar con Alejandro (González Iñarritu) fue como jugar en el Barcelona, un orgullo".

 

“Nicolás (Giacobone) y Alexander (Dinelaris) son puros escritores, mientras que Alejandro (González Iñarritu) y yo somos más directores, así que fue un trabajo largo, de una mecánica intensa, con muchos viajes y con la premisa de dejar el ego de lado y pensar siempre en lo mejor para el guión”, reconoció quien también fuera director de “El último Elvis”.

 

Armando es primo de Nicolás Giacobone y los dos son nietos del director de "Carne" y pareja cinematográfica de Isabel Sarli a lo largo de décadas.

 

La noche de los Oscar, que arrancó con la alfombra roja cerca de las 20 de ayer hora argentina y concluyó esta madrugada a las 2.30 am estuvo conducida por el actor televisivo Neil Patrick Harris ("How I Met Your Mother"), contó con una performance musical de Lady Gaga de una canción de "La novicia rebelde" y se desarrolló sin sobresaltos ni grandes impactos a lo largo de más de 4 horas.

 

Con una ganadora excluyente en "Birdman", con sus Oscar a Película, Director, Fotografía y Guión; en segundo lugar de importancia quedaron "El Gran Hotel Budapest" que de 9 nominaciones se llevó cuatro técnicas (Vesturia, Maquillaje, Arte y Banda sonora) y "Whiplash" que se alzó con las correspondientes a Actor secundario, Mezcla de sonido y Montaje.

 

La polémica "El francotirador" de Clint Eastwood pasó de largo en sus seis nominaciones y solo se quedó con Edición de sonido, mientras que "Selma" se llevó la mejor canción.

 

En los rubros actorales los ganadores fueron Julianne Moore como Mejor Actriz por su papel en "Siempre Alice” (“Still Alice”), dirigida por Wash Westmoreland y Richard Glatzer y basada en la novela homónima de la escritora Lisa Genova, que ganó su primera estatuilla en la quinta nominación, ya que antes había estado ternada en “Lejos del paraíso”, “Las horas”, “El ocaso del amor” y Booghie Nights”.

 

Mientras que como Mejor Actor se impuso el británico Eddie Redmayne que para interpretar la increíble vida de Stephen Hawkins recurrió a un impactante trabajo postural para encarnar al legendario científico que además de revolucionar la ciencia con sus teorías sobre el origen del universo, enfrenta desde 1963 una enfermedad motoneuronal relacionada con la esclerosis lateral amiotrófica.

 

Patricia Arquette como la madre que cría a dos niños en la experiencia cinematográfica desarrollada a lo largo de 12 años por Richard Linklater en "Boyhood" se alzó con la estatuilla de Mejor Actriz de Reparto y en la misma categoría pero para hombres ganó JK Simmons encarnando a un tiránico profesor de jazz en "Whiplash".


Relatos Salvajes siguió de largo


El filme polaco del realizador Pawel Pawlikowski, se alzó hoy con el Oscar a la Mejor Película Extranjera en la 87ma edición de los premios de la Academia de Hollywood, relegando a la argentina “Relatos salvajes”, de Damián Szifrón.


“Ida” es un filme sencillo y complejo a la vez, el décimo de Pawel Pawlikowski, fotografiado en blanco y negro, que transcurre en Polonia, en 1960, cuando Anna, una joven novicia que está a punto de hacerse monja, descubre un oscuro secreto de familia que data de la terrible época de la ocupación nazi.


Su calidad cinematográfica, es decir narrativa, a través de un guión intenso y riguroso, encuadres de raíz fotográfica que subrayan el dramatismo del relato y actuaciones que transmiten con extrema sensibilidad una historia conmovedora lo convierten en una pieza de altos valores cinematográficos.


Nacido en 1957, en Varsovia, Pawlikowski es un director de cine polaco que ha vivido y trabajado la mayor parte de su vida en el Gran Bretaña, donde obtuvo un amplio reconocimiento por una serie de documentales premiados en la década del 90 y por sus largometrajes “Last Resort” y “My Summer of Love”, los dos ganadores del premio BAFTA.


A finales de la década del 80, Pawlikowski mezcla de lirismo e ironía en documentales que comienzan a darle merecida fama, como ocurrió com “Moscú a Pietushki”, “Viajes de Dostoievski”, “Epopeyas serbias” (1992), y “Zhirinovsky” (1995).


Dejanos tu comentario...

Miércoles 21 de Agosto de 2019
Comunicar sin contenido
La gente flotante
Citas
Libros en alpargatas
Sasturain
Charlie Egg
Mujica
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Scher
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Hockey con futuro
Tessa
Bricco
Acquarone
podo
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Villanos y empresarios
foto