Jugar contra el prejuicio
El fin de semana saldrá a la venta Pelota Papel, un libro de cuentos escrito por futbolistas, prologado por periodistas y con magnificas ilustraciones. La idea de Sebastián Domínguez incluye textos de Pablo Aimar, Nahuel Guzmán, Tito Bonano y Javier Mascherano. Entre los entrenadores, escriben Sampaoli, Cappa y Valdano, presentados por Sacheri, Dolina o Scher.

 

Alejandro Mangiaterra | Cruz del Sur


 

El imaginario social ubica al futbolista lejos del mundo de los libros y aquellos que tienen alguna inclinación hacia la lectura son categorizados como bichos raros en el ambiente. Destruyendo ese preconcepto, un grupo de futbolistas reunidos en más de trescientas páginas trazaron veinticuatro cuentos que dan origen a Pelota Papel, un libro escrito por jugadores, ex jugadores y entrenadores, prologados por periodistas e ilustrados por algunos de los mejores artistas del rubro.

 

Esta idea que reunió a futbolistas de la talla de Pablo Aimar, Ruben Capria, Javier Mascherano, Patrón Bermúdez, Nahuel Guzmán o Tito Bonano, a entrenadores del talante de Jorge Sampaoli, Ángel Cappa o Jorge Valdano, tiene origen en la cabeza de Sebastián Domínguez, el defensor de Newell´s. El marcador central rojinegro se vinculó con Agustín Lucas, escritor, jugador de Miramar Misiones, y con Jorge Cazulo, futbolista del Sporting Cristal de la Primera División de Perú, para empezar a darle vida a la idea.


Domínguez, a su vez, lo fue a buscar a Juanky Jurado, periodista y productor, para estructurar el libro y el volumen de páginas empezó a crecer. Pelota Papel tiene 73 participantes, 24 cuentistas, 24 presentadores y otros tantos ilustradores, más el aporte de Jurado, que ha sido el nexo con la editorial Planeta, quien se encargará de la distribución.

 

El libro estará a la venta desde el fin de semana y tendrá como objeto, además de desafiar a los prejuicios, la buena intención de ayudar a gente que lo necesita: “Vamos a donar lo que recaudemos a la Fundación Sí, que a su vez en núcleo de otras. Yo conozco a su presidente, Manuel Lozano, en quien confió muchísimo. Agustín (Lucas) estaba trabajando en Uruguay en cárceles y la idea es direccionar la mitad de los fondos para esos sitios también”, contó Sebastián Domínguez en Hoja de Ruta, programa de Radio Sí.

 

“El proyecto se inició hace ya dos años. Estuvo parado un largo tiempo por cuestiones de calendarios y compromisos pero al final salió. A uno de los que primero le conté la idea fue a Reinaldo Sietecase. También a Juanky Jurado. El día que decidimos hacerlo, esa misma noche escribí mi primer cuento”, expresó el actual defensor rojinegro.

 

Por su parte, Juanky Jurado, conductor de Expedientes Futbol por Fox Sports y productor del libro, indicó desde su óptica como fue el proceso que esta semana verá la luz: “Seba (Domínguez) se me acercó y me dijo que quería hacer un libro escrito por futbolistas. Y yo le ofrecí hacer un libro aún más grande que eso”, dijo a Cruz del Sur.


 

“El proyecto surge de una idea de Jorge Cazulo y de Mariano Sosa, que es su entrenador y a su vez mi mejor amigo. Y también participó en la génesis Agustín Lucas, que es un jugador uruguayo que ya escribió más de cinco libros. Ellos me decían que era un proyecto que tenía que llevar adelante yo, porque no me iba a quedar a mitad de camino. En ese momento estábamos pasando un momento malo en Vélez y quedó en stand by”, indicó Domínguez.

 

 

Este libro escrito por jugadores de fútbol, tiene además la participación de renombrados periodistas que colaboraron, enfocados en describir al autor y presentar al texto; y de paso hacerle un guiño a la idea: “Se van a encontrar con un libro de 312 páginas, hecho en papel ilustración, en el que los ilustradores realizan una suerte de tapa para cada cuento”, dijo el periodista que también trabaja en Vorterix y en El GraficoTV.

 

La lista de futbolistas que participaron de la idea son: Pablo Aimar, Jorge Bermúdez, Fernando Cavenaghi, Nicolás Burdisso, Ruben Capria, Sebastián Saja, Facundo Sava, Nahuel Guzmán, Jorge Cazulo, Sebastián “Papelito” Fernández, Adrián Bianchi, Mónica Santino, Juan Herbella, Juan Pablo Sorín, Javier Mascherano, Gustavo Lombardi, Tito Bonano, Kurt Lutman, Agustín Lucas, Gustavo López y el propio Sebastián Domínguez. Los técnicos que ofrecieron su aporte fueron Jorge Sampaoli, Jorge Valdano y Ángel Cappa: “Cada uno de los chicos fue acercando a otros futbolistas que se sumaron al plantel de escritores. Además, nos contactamos con Sebastian Domenech y Consthanzo que nos hicieron de puente para conseguir a otros ilustradores. Después hablamos con los periodistas, a muchos de los cuales yo ya conocía por mi trabajo. Otros tantos trajo Ariel Scher que nos dio una mano enorme y ofició de editor de los cuentos”, dijo Jurado a Cruz del Sur.

 


También participan los escritores Eduardo Sacheri, Alejandro Dolina, Juan José Panno y Reinaldo Sietecase, entre otros; más las chicas, Ingrid Beck, Paula Rodríguez y Vero Brunati: “Agregamos a un presentador de renombre como para avalar al autor y al cuento, no para sacarle mérito sino todo lo contrario, como una suerte de padrino del cuento. Y ahí aparecen tipos como Sacheri, el mismo Sietecase o el Negro Dolina, que son una maravilla”, amplió el defensor de Newell’s.

 

En cuanto al método de trabajo, los capitanes de la obra pusieron a disposición un mail que tenía varios administradores. Uno de ellos fue Ariel Scher, prestigioso periodista, quien se encargó de corregir algunas cuestiones puntuales de la escritura: “De todos modos, todo lo que nos mandaron los futbolistas estaba muy bien”, apuntó Jurado. Y agregó: “las correcciones son ni más ni menos que las mismas a las que se someten el común de los escritores. Siempre hay un editor que oficia de juez y corrector”. Por su parte, Seba Domínguez indicó: “Hablo casi todos los días con Ariel (Scher) y no podemos creer que lo bueno que quedó”.

 

Algunos son  cuentos de ficción, otros están basados en anécdotas personales, hay tres homenajes a diferentes personalidades como son las que escribieron Aimar, Mascherano y Bianchi. Por su parte, Kurt Lutman cuenta una historia que sucede en torno de su condición de docente con chicos de escasos recursos en las villas. Hay textos que se vinculan con aspectos científicos como el que escribió el doctor Herbella y hasta Valdano les cedió los derechos de un cuento que escribió en 1987, titulado “Creo vieja que tu hijo la cagó.

 

La formalización del libro fue progresiva, los futbolistas se fueron contagiando al enterarse del proyecto ideado por uno de sus pares y a otros los convencieron desde el plano emocional o solidario: “A todos los que conseguimos los fuimos a buscar sin avisarles, de sorpresa. A algunos los esperamos a la salida de sus trabajos, íbamos con Sebastián a las puertas de las radios. Por ejemplo a Pablo Bernasconi, ilustrador, lo encontramos en la puerta de un museo. A otro lo seguimos hasta la Biblioteca Nacional y esperamos a que saliera. En definitiva, había que convencerlos”, expresó Juanky Jurado, prologuista del libro.

 

 

Cada cuento que iba llegando al mail era reenviado a su presentador e ilustrador correspondiente para que trabajaran juntos. Fueron elegidos de acuerdo a la afinidad, a la temática o simplemente por intuición: “No fue fácil sacarles el miedo inicial a los jugadores, éste fue trabajo más bien de Seba (Domínguez), Lucas y Cazulo por cercanía. De todos modos, cada vez que sumábamos a uno había que ir a buscar a un nuevo periodista y a un ilustrador para que cada cuento estuviera completo. Allá por junio del año pasado, cuando iniciamos, éramos seis o siete; ya en agosto éramos nueve, en septiembre doce y en enero completamos los veinticuatro”, expresó Jurado.

 

 

Algunas historias son especiales. Jurado se sorprendió con uno que no llegó justamente al mail: “El cuento del Mago Capria nos llegó escrito a mano y de una vez. No tuvimos que corregir absolutamente nada. Nos pone muy contentos que se hayan esforzado tanto. Me imagino que alguno le habrá pedido algún consejo a alguien para estar seguro de que estaba bien escrito pero el méritos es de ellos y es enorme”

 

 

De todas maneras y más allá de lo que ocurra con la venta del libro, la experiencia dejará algunas marcas en los padres del proyecto: “Los mails son para guardarlos para siempre y mostrarle a los pibes del futuro que con esfuerzo se puede. Es muy alto el nivel de los cuentos. Me sorprendió gratamente, no por subestimar a los futbolistas, sabíamos que cada uno tenía grandes historias por contar pero a veces es difícil hasta para alguien con oficio llevarlo al papel. Por ejemplo, a Tito Bonano le pedimos un cuento y nos mandó tres. No sabíamos cual elegir.

 

 

Desde el fin de semana, aquellos que de alguno u otro modo estén vinculados con el fútbol; desde el ámbito profesional o sencillamente desde lo emocional, tendrán un nuevo objeto de lujo para coleccionar o regalar: “Se van a sorprender. Hay historias increíbles”, amenazó Seba Domínguez. También sirve desestructurar a algunos prejuiciosos.

Dejanos tu comentario...

Lunes 25 de Septiembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios